miércoles, 4 de enero de 2017

Los cinco daños que hace un cartel congregacional.



Aunque la Biblia dice bien claro que debemos "sujetarnos" a nuestros pastores hay personas que no entienden eso. En la iglesia cristiana existen tres figuras de autoridad: los pastores, ancianos y obispos. En ningún lugar se menciona otra figura o se habla de "juntas" directivas ni nada de eso.

Aun así y a pesar de que la Biblia es clara algunas iglesias han permitido el desarrollo de grupos paralelos que socavan la autoridad del pastor. En algunas ocasiones esos grupos no son oficiales sino que se forman a conveniencia. Se conocen como "los carteles congregacionales".

Estos grupos hacen mucho daño.


1. Crean un clima de tensión en la iglesia. La iglesias sabe que tiene un pastor y ven como el cartel lo desautoriza. Eso provoca ansiedad y molestia.

2. Dejan a muchos hermanos heridos y lastimados al ver como desautorizan al pastor y al cortar o limitar ministerios e la iglesias. Esos grupos torpedean cualquier gestión que haya en la iglesia que a ellos no les guste.

3. No permiten el desarrollo de líderes. Ni dirigen ni dejan desarrollarse a los que pueden ser líderes

4. Hacen que la iglesia gire alrededor de ellos. Al temer ofenderlos las personas y el pastor actuarán como ellos quieran y digan.

5. Causan divisiones, conflictos al polarizar la iglesia. Un grupo estará con el cartel y otro con el pastor y otro estará con ganas de irse AL MUNDO al estar en semejante ambiente.

¿Como evitar estos grupos? Ore y siga un modelo bíblico de dirección eclesiástica.


http://www.christianpost.com/news/5-dangers-of-the-church-cartel-171872/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada