domingo, 20 de marzo de 2016

¿Es pecado usar prendas y maquillarse?


Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres. Mateo 15:9
Recientemente vi un video donde el pastor Rodolfo Gonzalez, presidente del Movimiento Misionero Mundial en Perú condenaba a las mujeres que usaban prendas. Esto es una transcripción de lo que dijo:

---------INICIO DE TRANSCRIPCIÓN-------------

"...vuestro atavío no sea el externo
¿Que hacen las mujeres cristianas? Dicen ser cristianas, no lo son. En cualquier iglesia, las mujeres que se atavían, y se ponen todo ese andamiaje, no son de la iglesia de Cristo. Pertenecen a una religión pero no pertenecen a la iglesia de Cristo.

Las mujeres que son verdaderamente cristianas leen la Biblia. Y si aman a Dios como Cristo dijo el que me ama mi palabra guardará y mi padre la amará.

Ahora ¿usted quiere ponerse joyas? Póngaselas. Aquí no se lo impedimos pero usted no puede ser miembro de la iglesia. NI VA A ENTRAR AL CIELO TAMPOCO, se lo aseguro. NO VA A ENTRAR AL CIELO. Porque usted no obedece la palabra de Dios. Para entrar al cielo hay que obedecer la palabra de Dios.

Ahora quiere ponerse maquillaje quiere ponerse los cachetes bien coloraitos. Quiere ponerse joyas y quiere usted usted andar con peinados ostentosos y pelos pintados y cortándose el cabello como hombre y vistiéndose como hombre con ropas como hombre... " -- FIN DE TRANSCRIPCIÓN------


Al leer estás palabras se nota que no tiene una base bíblica para apoyarlas y todo lo que se diga desde un púlpito debe estar validado por la Biblia, de lo contrario es palabrería.

Cada organizacion religiosa tiene sus reglamentos y es un derecho que se les ha permitido de parte de Dios de fijar reglas para aplicarlas a la membresía. Pero nunca jamás un reglamento puede ir por encima de la Biblia ni tampoco un reglamento va a condenar ni a salvar a una persona. Quién salva es Cristo no lo que una persona hace, deja de hacer o usa o deja de usar. No se puede afirmar sin base bíblica quién o quién no entra al cielo basado en puros caprichos y mandamientos de hombres.

Antes de analizar el disparate del Sr. Gonzalez primero miremos el texto:

3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. 1 Pedro 3:3,4

Aquí el apóstol Pedro le dirige una carta a los cristianos y en esta parte específica le da una exhortación a las mujeres que ha sido interpretada de dos maneras: una restrictiva y otra abierta. Debemos mencionar también que Pablo toca el tema de manera similar en 1 Timoteo 2:9,10.

La interpretación restrictiva entiende que Pedro lo que dijo es que las mujeres no debían usar prendas de ningún tipo. La interpretación abierta entiende que lo que Pedro dijo fue que las mujeres no debían poner tanto énfasis en el adorno externo sino en el interno. Hay un problema si al analizar el texto no se toma el contexto. Fíjese que el texto dice en una parte "no sea" pero más adelante dice "sino". Si solamente se hubiera dicho: "vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos..." el texto sería estrictamente prohibitivo. Pero la conjunción "sino" denota una excepción o una aclaración y es evidente que aquí se quería aclarar que el énfasis no debe ser en el adorno interior sino en los atributos interiores.

¿Cual de las dos interpretaciones es la correcta?
Jesús le dió la autoridad a los líderes de determinar las reglas que regirían dentro de las iglesias y organizaciones que tuvieran a su cargo. Eso es un hecho claro según Mateo 16:19. En ese capítulo se le dió a Pedro (y por ende a todo líder de una organizacion cristiana) a determinar que cosas se permitirían y que cosas no se permitirían. El "atar" se entiende como restringir o prohibir y el desatar se entiende como permitir.

La pregunta que surge al leer este texto es si hay una PROHIBICIÓN de usar prendas. La respuesta es no, pues no se encuentra en ninguna otra parte que se condene a las personas por utilizar prendas. Lo que la Biblia si condena es el orgullo. Al parecer en la iglesia a la que Pedro dirige la epístola las mujeres iban muy adornadas y ponían un énfasis desmedido en su apariencia exterior y el orgullo las había corrompido.

Algunos concilios o denominaciones cristianas han interpretado este texto de manera restrictiva y en sus reglamentos prohíben el uso de prendas. Otros no lo prohíben, ni siquiera lo mencionan. Es similar en algunas compañías donde se prohíbe el uso de prendas por seguridad y es parte de sus reglamentos. Si una mujer quiere pertenecer a una iglesia que no permite el uso de prendas y se siente bien, pues bien. Pero un concilio u organización religiosa no puede medir a los demás en base a sus reglas. Mientras en la Biblia no se condene explícitamente a una persona por usar prendas NADIE puede decir que esa persona se perderá.

El pastor Rodolfo Gonzalez comete un grave error al condenar lo que la Biblia no condena y se atribuye el determinar quién entra y quién no al cielo. Quién determina eso es Dios y TODA persona que ha sido lavada con la sangre de Cristo entra al cielo, pues es salva.




El video del mensaje lo pueden ver aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada