domingo, 1 de mayo de 2016

Cerca de Dios


Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios. Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Hebreos 11: 5,6
El capítulo 11 de Hebreos se conoce como el Salón de la Fama de los Héroes de la Fe. Ahí se nos cuenta de las cosas que motivaron a grandes hombres de Dios a realizar acciones que tenían un elemento común, la fe.


Cuando se nos habla de Enoc es un caso muy interesante. De Enoc se nos dice que fue un hombre que "caminó con Dios":
Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios. Génesis 5: 24

Ese caminar con Dios se refiere a la vida que llevó, una vida que lo hizo acercarse a Dios por su vida ejemplar. Fíjense que en Hebreos se nos habla de el que "se acerca a Dios". Hay personas que creen que acercarse a Dios es hacer cosas, adorar de una manera, sentir de cierta manera. Para acercarse a Dios hay que vivir como Enoc que hizo las cosas tan bien que su vida lo hizo estar cerca de Dios.

Enoc vivió tan bien que Dios se lo llevó.

¿Sabías tu que para los cristianos hay una promesa de ser llevados como Enoc?

He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. 1 Corintios 15:51,52

Para aquellos que vivamos una vida con Cristo tenemos una promesa de que no moriremos. Yo no sé si usted lo ha leído o escuchado antes pero Cristo viene, el prometió que regresaría y vendría a buscar a los suyos, a los que andemos como Enoc, esos no veremos muerte.

Si usted quiere pasar por la experiencia de Enoc tiene que acercarse a Cristo ¿y como se hace eso? viviendo como él dice en la Biblia pero sobre todo con fe. La fe es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1). Yo tengo fe de que Cristo viene y que nos llevará con él al cielo. Esa fe me hace buscarlo y vivir como Enoc para caminar y estar cerca de él.

Acérquese a Cristo. Dios le bendiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada