domingo, 16 de julio de 2017

Señales de que un ministerio está alejándose de la sana doctrina


Hoy día proliferan los ministerios y los falsos ministerios. Hoy día cualquiera que pueda tener un grupo siguiéndolo se autodenomina "apóstol", "profeta", y hasta "pastor". Hay que estar alertas porque hay muchos movimientos, ministerios que son lugares de engaño.

¿Que cosas nos deben poner alerta?

1. No tienen una declaración de fe manifiesta. El ministerio se presenta como algo de bendición pero por ninguna parte dejan claro en que creen ni cual es su base doctrinal.

2. Tienen una declaración de fe incompleta que no toca los puntos doctrinales esenciales del cristianismo. Algunos pueden tener una declaración de fe superficial. Solo dicen que "creen en Dios, en Cristo y en El Espíritu Santo" pero no abundan en doctrinas como la de la Trinidad y La Salvación.

3. Hay elitismo. Los líderes solo están con un selecto grupo (generalmente los que más aportan).

4. Se enfocan en hacer proselitismo entre cristianos. Fomentan que las personas se metan a otras iglesias a buscar personas para que vengan a la suya o se unan a sumovimiento.

5. Enfasis en cosas triviales, fórmulas verbales y cosas que no tienen báse bíblica. Repiten muchos disparates como "ato esto y lo otros", "decreto", "siembro semillas de prosperidad", y otras cosas que no aparecen en la Biblia.

6. Sus líderes no rinden cuentas de lo que hacen. 

7. Falta de transparencia financiera. 

8. Tratan mal a los que se van de sus filas. 

9. Hacen énfasis en positivismo y técnicas para prosperar. 

10. Se proyectan más como un movimiento revolucionario que como un grupo cristiano. Se pasan hablando de que hay que "cambiar el cristianismo", "salir de la religión", "tomar nuesvos rumbos o visiones", etc.