domingo, 9 de octubre de 2016

El origen del problema

En pos de Jehová vuestro Dios andaréis; a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a él serviréis, y a él seguiréis. Deuteronomio 13:4



Hace varios años atrás estaba tomando una clase de matemáticas en la universidad. Estaba haciendo un ejercicio complejo que requería llevar a cabo varias operaciones. Había que llenar casi una página completa con las operaciones. Debo señalar que yo siempre he tenido un problema con las matemáticas. No me llevo muy bien con ellas. Ese día noté que se hacía ese tipo de ejercicio haciendo otras operaciones me economizaba tiempo y me salía más rápido, y no tenía que escribir tanto.


Fui donde la profesora con mi descubrimiento y esperaba un elogio o un reonocimiento. Yo creí que había descubierto algo nuevo. Ella miró el ejercicio y no sevió para nada sorprendida. Me miró y me dijo: "Esto te sirvió para éste ejercicio pero no para otros. Hazlo con el método que te enseñé para que salgas bien."
Ese día aprendí que hay veces que tomar un atajo en operaciones matemáticas puede servir en algún momento pero no siempre. Si yo hubiera seguido como iba de seguro estaría metiendo la pata en otros ejercicios y hubiera salido mal.


Dios le dejó a la humanidad unas instrucciones. Les dejó mandamientos y estatutos. Estableció un sistema para que se siguiera al pie de la letra. Su pueblo y el resto de la humanidad simplemente quisieron hacer las cosas a su manera.


El principio de la sabiduría es el temor de Jehová (Salmos 111:10; Proverbios 1;7) La sabiduría es saber hacer las cosas correctamente para evitar daños. el mundo se ha empecinado en hacer las cosas a su manera. Han desobedecido el mandamiento de Dios y las consecuencias las vemos en la proliferación de guerras, injusticias, enfermedades como el SIDA y otras que son muestra de lo que es vivir alejado de Dios.


El temor de Jehová es el respeto a sus mandamientos. Eso es algo que se enseña y debe comenzar por el hogar. Dios le dio a los padres la encomienda de educar a sus hijos en cuanto a los valores y modales pero esta generación solo les entrega un celular en la mano para que se entretengan y no les enseña como debe ser. El resultado lo estamos viendo, una generación apática, carente de moral y que se a ensañado contra las instituciones y el cristianismo a los cuales ve como enemigos.


El origen del problema de la humanidad fue cuando comenzaron a hacer las cosas como les dio la gana y no como Dios manda. Y les tengo malas noticias. Como se ve, la cosa irá de mal en peor.


Esos son los que llegan a ocupar los puestos en gobierno, enseñan en universidades y escuelas, dirigen a otros jóvenes y los influencian. El mundo irá de mal en peor.


Pero continuemos orando y haciendo nuestra parte. No podremos arreglar al mundo pero al menos haremos una diferencia.


Dios les bendiga.

https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1889874614567673







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada