lunes, 11 de abril de 2016

Tres cosas a evitar cuando se predica

Porque nuestra exhortación no procedió de error ni de impureza, ni fue por engaño, 1 Tesalonicenses 2:3
Cuando se hace una exhortación se puede hacer por medio de una predicación o a nivel personal. Sea de La manera que sea hay que cuidarse de no caer en una de tres cosas:

1. Error. Que la exhortación sea basada en la Biblia es imperativo. Si está basada en otra cosa no ayudarán.


2. Impureza. La persona que hace una exhortación debe tener solidez moral y pureza moral antes de pararse a exhortar a otros.

3. Engaño. Que la motivación detrás de la exhortación sea para ayudar y no para sacar ventaja personal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada