viernes, 26 de febrero de 2016

Si la Biblia no lo condena ¿está bien?

Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, Y COSAS SEMEJANTES A ÉSTAS; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. 1 Corintios 5:19-21
Hace un tiempo atrás una persona me dijo que como la Biblia no menciona que la marihuana es algo malo está bien usarla.

Hay muchas cosas que la Biblia no menciona que están mal. Cuando Dios dió la Ley en el Antiguo Testamento y llevó a los apóstoles a describir conductas pecaminosas en el Nuevo Testamento lo hizo como una guía NO EXCLUYENTE.

Dios en su sabiduría iluminó al apóstol Pablo para que escribiera esa cláusula en el texto para evitar que personas interpretaran la Biblia caprichosamente y buscaran formas de pecar basándose en la ausencia de condenación o señalamiento bíblico.

Cuando uno mira la lista que hace el Apóstol Pablo nota que cada una de esas conductas hacen daño a la persona o a otros. Es lógico entonces inferir que toda conducta que lleve a hacer daño a sí mismo o a otros es pecado.

La Biblia no menciona muchas cosas como la cocaína, la heroína, el conducir ebrio. Eso no quiere decir que esas cosas no sean pecado. Si hace daño es pecado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada