domingo, 7 de febrero de 2016

Cómo se comienza a perseguir a un grupo



El cristianismo es la religión más perseguida del planeta. A pesar de que los medios no reseñan todos los ataques contra cristianos es un hecho de que estamos siendo perseguidos. En algunos países nos matan, acá en este lado del mundo la cosa va siguiendo un plan sistemático.

El autor Matt Slick identificó los pasos que históricamente se han seguido cuando se quiere perseguir a un grupo hasta eliminarlo. Historíacamente esto fue lo que ocurrió en la Alemania Nazi cuando se marcó a los judíos y casi se les lleva al exterminio.


¿Como comienza la perrsecusión?

1. Identifica a un cierto grupo como un "problema" a la sociedad. Eso es lo que hacen ateos y humanistas cuando repiten una y otra vez que los cristianos han causado las guerras en el mundo y son un problema para los grupos como homosexuales y otros.

2. Haz que el grupo se vea como malo (vilificar) y a los demás como buenos. Cada vez que un ateo quiere vilificar a los cristianos saca el viejo argumento de que los cristianos causaron las cruzadas y que un pequeño grupo persiguió brujas en Massachussets en el siglo 16. No tienen nada más pero eso es suficiente para crear la imagen de que todos los cristianos son "malos". También sacan de proporción cuando algun desquiciado mental asociado el cristianismo hace algo y lo presentan como si todos los cristianos fueran así.

3. Luego sigue la marginalización. En esta etapa se recurre a atacar al grupo por medio de burlas e insultos para hacerlo ver como que valen menos. Hace varios años atrás el ateo Richard Dawkins exhortó a un grupo de ateos a que "ridiculizaran" a los cristianos y que los trataran sin respeto.

4. Crear leyes para para despojarlos de derechos. Recientemente varios estados han hecho leyes para prohibir que los cristianos que tienen negocios se nieguen a hacer cosas en contra de su voluntad como hacer bizcochos para bodas homosexuales o obligarlos a proveer pastillas anticonceptivas a sus empleadas.

5. Castigarlos con penalidades hasta despojarlos. Una vez se sigue el plan sistemático para hacer ver mal al grupo ante la sociedad se procede a denunciarlos y a atacarlos por medios de despidos de sus empleos por defender sus creencias, demandas, arrestos y confiscaciones de propiedad.

Esto ha pasado antes con los primeros cristianos y luego con los judíos en la Alemania nazi y ahora estamos viendo un resurgimiento de este patrón en estos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada