domingo, 8 de enero de 2017

No hay que complicarse la vida


Buscad lo bueno, y no lo malo, para que viváis; porque así Jehová Dios de los ejércitos estará con vosotros, como decís. Aborreced el mal, y amad el bien, y estableced la justicia en juicio; quizá Jehová Dios de los ejércitos tendrá piedad del remanente de José.
Amós 5:14-15


Hace un tiempo atrás cuando estudiaba en al universidad tuve que tomar una clase de filosofía. A pesar de que me gustaba (y me gusta aún) era una clase tediosa.Los filósofos tienden a analizar y a sobre analizar las cosas y algo que podría decirse en varias palabras lo explican en varios tomos.


Yo creí que todos los filósofos eran iguales hasta que encontré a Guillermo de Ockham quién se conoce mejor por su postulado conocido como "La navaja de Ockham". El principio dice así:


Cuando dos o más explicaciones se ofrecen para un fenómeno, la explicación completa más simple es preferible; es decir, no deben multiplicarse las entidades sin necesidad.


En palabras sencillas lo que dice es: "si puedes decir algo en una oración no uses dos".


El ser humano en su búsqueda por la paz recurre a complicarse. Buscan en la ética, en sistemas filosóficos o hasta en la religión. Dios lo explica de manera sencilla en el pasaje que vieron arriba.
Usando la navaja de Ockham vamos a analizar el pasaje:


1. Busca lo bueno---->vivirás y Dios estará contigo
2. Aborrece el mal y busca el bien--->Dios tendrá misericordia
3. Se justo---->Dios tendrá misericordia


En resumen, haz las cosas como Dios manda y te irá bien.


Es sencilo y no hay que complicarse la vida.







Dios te bendiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada