martes, 4 de octubre de 2016

Ni los de Sodoma se casaban



26 Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. 27 Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. 28 Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; 29 mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Lucas 17:26-29



En estos tiempos donde la perversión ha arropado al mundo y hasta ha mancillado la institución del matrimonio hay algo que debemos notar. Los representantes de la comunidad lgbtt alegan que tiene un "derecho" al matrimonio porque...porque sí.


En el caso que se vio en la Corte Suprema se etableció claramente que el matrimonio es una institución antigua que siempre se ha definido por ser la unión entre un hombre y una mujer.


Miremos los textos que tenemos en el Libro de Lucas Capítulo 17 para que notemos algo.


Jesús está hablando de las señales que habrá antes del fin y menciona dos señales que había que tomar en cuenta y tomó como ejemplo dos eventos históricos; el castigo a la generación de Noe que pereció ahogada y el castigo a las ciudades de Sodoma y Gomorra que murieron quemadas.


Fíjense en el texto usado para describir a la generación de Noe:


Comían, bebían, SE CASABAN Y SE DABAN EN CASAMIENTO, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos.



Ahora miremos el texto que hace referencia a la generación de Sodoma:


Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban;

¿Qué se ve en el texto que describe a la generación de Noé que no se ve en el que describe a la de Sodoma? La mención del casamiento. En los días de Noé ya existía la institución del matrimonio.


¿Que es lo que NO se ve en el texto que describe a la generación de Sodoma? No se hace mención ni referencia alguna al matrimonio.


Como vemos la generación de Sodoma que fue castigada por su perversión en específico el practicar la homosexualidad (Judas 1:7) no tenían en costumbre el casarse. O sea, hasta esas gentes sabían y entendían que el matrimonio era una institución para unir hombre y mujeres. A pesar de lo corrompidos que estaban no se atrevieron a mancillar la institución del matrimonio.


Lamentablemente la generación de homosexuales actual es peor que aquella porque cruzaron los linderos de lo decente y ahora "se casan".


Como vemos el matrimonio no es algo para definirlo según los caprichos de grupos particulares, es una institución milenaria que ni los pervertidos de la generación de Sodoma se atrevieron a mancillar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada