lunes, 24 de octubre de 2016

El ser humano es especial: La misma naturaleza refuta al naturalismo

El naturalismo es el punto de vista que cree que todo lo que existe es lo que se ve o puede ser explicado por la ciencia, lo material. El naturalismo descarta la existencia del espíritu y cualquier otra creencia religiosa. Al descartar la existencia de un espíritu el naturalismo ve a todos los seres vivientes como producto de la evolución y como ninguno tiene espíritu ni nada que los diferencie, los seres vivientes son iguales y que ningún ser, incluyendo el humano, tiene más derechos que otros.


Dice James Rachel (filósofo y promotor de derechos animalesl:

"Tal como lo reconoció Darwin nosotros no tenemos derecho (si vamos a mirarnos en el plano evolutivo) a considerar nuestro comportamiento adaptativo como mejor o más elevado que el de una cucaracha la cual, después de todo, está igualmente adaptada para vivir en su propio ambiente." (James Rachel, Created from Animals: The Moral Implications of Darwinism)


Esta manera de pensar le quita al ser humano la dignidad que tiene por SER humano y lo pone al mismo nivle que cualquier animal. Los naturalistas piensan de esa manera pero a la hora de la verdad, en la práctica se contradicen. Esos mismos son los que andan marchando por los derechos de los homosexuales, las mujeres, los animales. Y estoy más que seguro que si ven una cucaracha en su casa no buscarán espantarla hasta que se vaya sino que agarrarán el primer pote de insecticida o el zapato para matarla.


Negar la singularidad del ser humano y su superioridad (aunque no le guste a los naturalistas) es negar el propio naturalismo. Verán, según el naturalismo las leyes de la naturaleza determinan que en todas las especies el más fuerte es el que manda o sobrevive. Si miramos al ser humano bien notaremos que tiene claras desventajas en cuanto a las demás especies pero aún así hemos dominado a las demás especies. ¿Porqué? ¿Como explicamos que el ser humano pueda sobrevivir y matar a leones, lobos, ballenas, tiburones y otras especies de animales si a la hora de la verdad somo más débiles que ellos? ¿Qué es lo que nos hace fuertes? Físicamente no tenemos más fuerza ni agilidad que la mayoría de las especies de la tierra pero tenemos algo que no tienen esas especies, un cerebro más avanazado, dotado con la capacidad de razonar y adaptarse a las circunstancias o de adaptar las circunstancias a nosotros.


El Ser humano es superiorEl ser humano no es igual a los demás seres vivientes y les diré porqué, porque la Biblia lo dice. Ya muchos naturalistas y ateos se molestarán y dejarán de leer en este punto pero sigan leyendo para que vean la explicación racional.


Luego de haber creado todo lo demás Dios creó al hombre. Por lo general cuando hay algo al final de una cadena es porque es superior o más fuerte. La Biblia dice:



Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.
Génesis 1:27 


Al decir que fue creado a su imagen y semejanza se da claramente a entender que el hombre, el ser humano es distinguible de los demás seres vivientes, es distinto.


El naturalista dirá que eso no es cierto, que en términos biológicos el ser humanos es un ser viviente como todos los demás y en eso tiene toda la razón. Nacemos, nos alimentamos y nos reproducimos para perpetuar la especie. Biológicamente hablando tenemos los mismos procesos internos que tiene una ballena, un murciélago, un lagartijo. Comemos, digerimos, excretamos y el ciclo se repite...


Pero ¿qué nos diferencia de los demás seres vivientes? El mero hecho de que usted esté leyendo esto y comprendiéndolo es una evidencia. Si usted está consciente de que usted es usted y no otra persona y cuando se mira en el espejo se reconoce y cuando ve algo asombroso siente admiración y en algún momento ha leído un poema o compuesto uno y puede apreciar una canción entonces ahí tiene usted su respuesta.


Dios hizo el universo, el mundo, los seres vivientes y al ser humano con un propósito. ESO es lo que nos diferencia de los demás seres, tenemos un propósito.


Dios hizo al ser humano con la capacidad de analizar y racionalizar. Eso es algo que nos diferencia de los otros seres vivientes.


Ahora veamos la otra parte:


Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Génesis 1:28 



Fructificad y multiplicaosSi miramos esa parte del verso ahí tenemos la parte biológica, natural, del ser humanos. Estamos para fructificar, o sea majorar nuestra condición y multiplicarnos, o sea reproducirnos.


Llenad la tierraDesde su aparición en la tierra el ser humano se ha reproducido de manera exponencial y en eso también tenemos un parecido con los demás seres vivientes. Cada ser viviente procura poblar su ambiente con la mayor cantidad posible de miembros para poder tener un dominio. Ellos no están conscientes de eso, lo hacen por instinto. Nostros sí sabemos que si no nos reproducimos desapareceremos. Ahí es cuando nos diferenciamos.


Sojuzgar y señorearSolo un ser humano puede sojuzgar. Sujuzgar se traduce como dominar o someter a la obediencia. El planeta tierra es un ambiente naturalmente hostil. El clima cambia, la tierra no da fruto si no la aramos y la sembramos, si dejamos a las malezas crecer sin control no podremos tener comida. El ser humano ha dominado a la naturaleza por medio de la agricultura y la ganadería. ¿Ha visto usted a algún animal metiendo a otro dentro de un cercado y sembrando la tierra? No ni tampoco lo verá porque los animales no tienen lo que tenemos los seres humanos, la capacidad para razonar, adaptarnos al ambiente o adaptar el ambiente a nosotros.


Cuando se habla de señorear se refiere a ocupar un lugar. En la naturaleza existen las cadenas alimenticias. Los animales se comen las plantas, un animal más fuerte se come al que se come la planta y el fuerte se come al menos fuerte. Hasta ahí el naturalismo tiene ganada su forma de ver al mundo. Pero al ser humano se le dio la encomienda de señorear y nadie señorea ni domina a otro si no es más fuerte o más inteligente que él y como expliqué arriba el ser humano no es más fuerte pero sí más inteligente. Biológicamente el ser humano tiene más irrigación sanguínea al cerebro y por lo tanto más oxigenación. Eso hace el cerebro humano superior al de los demás seres vivientes. Al animal que es el más fuerte en una cadena alimentaria se le llama el depredador apex o superpredador, el que está sobre los demás por ser más fuerte, el superior. El ser humano por su naturaleza es el más poderoso aunque no es más fuerte y por ende eso le da el derecho a dominar, a mandar sobre la naturaleza. El ser humano es superior a todo lo que hay en la naturaleza.


Como vemos, en términos naturales el ser humano está por encima de las demás especies aunque los naturalistas quieran negarlo. No somos iguales en todos los aspectos a los animales, hay algo que nos distingue que nos da superioridad y por ende tener derechos. El naturalismo es una manera de querer descartar la existencia de Dios al pretender nivelar al ser humano con las demás especies pero fracasa en el intento por la misma naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada