domingo, 25 de septiembre de 2016

El mejor abogado

Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. - 1 Juan 2:1

¿Alguna vez has pasado por un proceso legal? Si no lo has pasado déjame decirte que es una de las cosas más fuertes por las que puede pasar uno. Lo peor de todo es la fecha del juicio, está ahí y cada día que pasa sientes que te empujan a la incertidumbre. Si tienes un abogado te sientes menos preocupado. Pero si tienes un buen abogado con buena reputación, experiencia y habilidad te sientes mejor.


Imagínate tener un abogado que nunca haya perdido un caso.


Allá en los EEUU existe una organización conocida como el "Trial Lawyer Hall of Fame", un salón de la fama de los mejores abogados de la nación. Entre esos abogados se distingue uno, Gerry Spence, es famoso porque ninca perdió un caso y porque fue el abogado que ganó el caso de Imelda Marcos. Para los que recordamos ese caso de corrupción recordamos los miles de zapatos de Imelda y los cientos de miles de papeles de evidencia contra ella. Imelda tenía toda la evidencia en su contra y más. Gerry Spence ganó ese caso y se convirtió en una leyenda.


Spence era un estratega legal que sabía muy bien hacer su trabajo pero quiero hablarles de otro abogado que no ha perdido un solo caso. Cuando un abogado toma un caso tiene que desarrollar toda una estrategia legal dependiendo de las circunstancias. Tiene se recopilar evidencia y quitarle credibilidad a la parte contraria; tiene que hacer las preguntas correctas a los testigos; Cada caso es diferente y ningún caso es fácil. Pero el abogado del que les hablo solo tiene que hacer una cosa, señalar a la evidencia exculpatoria.


Ningún abogado usará como estrategia el decir que su cliente cometió tal o cual acto del que se le acusa. El abogado buscará debilitar los argumentos que se usan contra su defendido. Cristo solo dice que el pagó la sentencia por la falta cometida


Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Romanos 5:8



¿Qué abogado paga o cumple la sentencia de su cliente?


La paga del pecado es muerte, esa es la sentencia que TODOS merecemos por pecar (Romanos 6:23). Pero Cristo la pagó en la cruz al morir por nuestros pecados. En el momento que hayamos cometido una falta Cristo dice "YO pagué su sentencia".


La mayoría de los abogados trabajará por dinero, algunos tomarán casos sin cobrar pero Cristo te defiende por amor (Juan 3:16), su amor por tí es lo que lo motiva. No tienes que pagar nada, el pagó todo. Un abogado de reputación y renombre cobrará mucho. Cristo no cobrará nada. Su defensa está disponible para todo aquel que lo acepte como salvador y Señor.


Lindo día.

https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1882149388673529

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada