domingo, 21 de agosto de 2016

Alaba mientras esperas



¿Por qué te abates, oh alma mía,
Y por qué te turbas dentro de mí?
Espera en Dios; porque aún he de alabarle,
Salvación mía y Dios mío. Salmo 42:11


Dicen que el que espera se desespera. Es cierto, esperar es una de las cosas que más ansiedad causan.


Esperar se hace deseperante o llevadero depndiendo de las circunstancias. Un soldado en medio de un combate esperando por refuerzos estará mas desesperado que una persona esperando una orden de comida en unrestaurante de comida rápida.




En el salmo 42 el salmista tiene una conversación consigo mismo, con su alma. ¿Alguna vez haz hablado contigo? El salmista le está diciendo a su alma que se encuentra turbada y abatida (en otras palabras desesperada) que espere. Pero no que espere cualquier cosa sino que espere en Dios. Esperar en Dios no es lo mismo que esperar cualquier cosa. El que espera en Dios tiene una garantía de que Dios le dará socorro.


El pueblo de Israel estuvo unos 400 años esclavizados en Egipto. ¿Cuantas veces no se habran desesperado? Pero Dios envió a su siervo Moisés que los dirigió a la tierra de Canaan.


Hay muchas cosas que se pueden hacer mientras se espera. Cuando estoy haciendo fila en algún lugar lo que más noto es que la gente saca sus celulares y se ponen a mirarlos. Buscan mantener la mente entretenida. Otros se ponen a hablar con la persona de al lado. Una persona que está esperando en Dios solo debe hacer una cosa, alabarlo.


Es contradictorio y hasta cierto punto ilógico que mientras se esté pasando por una prueba o situación donde lo que queda es esperar uno se ponga a alabar. Pero para el que cree en Dios esa es la orden, alabar en lo que se espera. Científicamente se ha hallado que las personas que actúan como se quieren sentir logran sobrellevar mejor los problemas. Una persona que se siente desanimada y comienza a actuar de manera animada se sentirá mejor que una que se ponga a quejarse. El cristiano que espera en Dios y alaba se sentirá mejor. La persona que está esperando en Dios alaba porque tiene la seguridad de que Dios llegará y le responderá y al final todo obrará para bien.


Empieza a alabrar desde ahora hasta que veas la bendición de Dios.


Lindo día. Dios te bendiga.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada