sábado, 2 de julio de 2016

Sobre los "ungidos"...

[Nota: Esto fue publicado originalmente el 30 de marzo del 2015]

Hace varios años atrás un grupo de personas me me condenó (literalmente) por algo que escribí sobre Jorge Rashcke en mi blog. Recientemente fuí objeto de una crítica y una leve reprimenda por haber publicado la foto de un predicador itinerante que es considerado un "ungido" de Dios por algunos. También me han criticado por cosas que he escrito sobre Samuel Hernandez. Ahora algunas personas se han enojado por un señalamiento que hice acerca del predicador Hector Delgado (antes "El Father").

¿Que tienen en común estos señalamientos? Que a los cuatro los consideran "ungidos" y con eso se les da un estatus de prácticamente intocables. NO se puede decir nada sobre ellos porque es como si estuviera blasfemando...
Amigos y hermanos, yo espero que no se moleste conmigo pero sinceramente repiense lo que es ser un "ungido" de Dios y no caiga en idolatría.

Cuando David se negó a hacerle daño a Saúl porque ese era un ungido de Dios no fue porque le estaba prohibido hablar algo sobre él, lo que David tenía prohibido era hacerle daño físico a Saúl. David tuvo una deferencia que Saúl no merecía. Saúl ya había sido desechado por Dios pero David decidió perdonarle la vida. Dios terminó haciendo lo que David no se atrevió eventualmente...

¿Que hace hoy día a un "ungido" de Dios? ¿Que le derramen un poco de aceite en la cabeza? ¿Que tenga acceso ilimitado a los púlpitos? ¿Que tenga fama? Me da pena decirlo pero la "ungiditis" que vemos hoy día esta rayando casi en idolatría.
¿No se puede cuestionar hoy día lo que se diga desde los altares o lo que se haga en éstos? Vean esto:
Asimismo, los profetas hablen dos o tres, Y LOS DEMÁS JUZGUEN... 1 Corintios 14:29

¿Que los demás qué? ¿Que JUZGUEN? Sí hermanos. El apóstol Pablo nos llamó a ver las cosas y examinarlas cuidadosamente. Juzgar conlleva el emitir una opinión sobre lo que se ve. Aquí se habla de profecías que en cierto sentido se puede entender como una forma de predicación.
El cristiano no está llamado a ser un observador pasivo. El cristiano tiene que examinar lo que se hace y dice desde los altares. Por quedarse callados es que tenemos la plétora de falsas doctrinas y herejías que inundan el cristianismo hoy día.
Un ejemplo de lo que debe hacer un cristiano lo vemos en Hechos 17:11

Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.
Aquellos oyentes no creían las cosas de primera mano sino que reflexionaban y las comprobaban a la luz de las escrituras. Así debeos ser hoy día, examinar y comprobar lo que se dice desde los altares a la luz de la Biblia. Pero para haer eso hay que leer la Biblia.

Me da pena que hoy día se esté cambiando el mensaje con sustancia de la palabra de Dios por predicaciones llenas de emocionalismo con poca base bíblica. Queremos sentir pero no pensar. Hermanos recordemos que "engañoso es el corazón".
Soy pentecostal y me gozo de los cultos de fuego y las predicaciones encendidas pero recuerdo también que tengo que mantener el discernimiento encendido y no sustituirlo con el palpitar del corazón emocionado. Yo siento pero no cierro los ojos antes la realidad.

Dios me los bendiga hermanos. No se deje cegar por las luces de la fama. Y aunque no estemos de acuerdo en algo ore por mí. Yo no me molesto con los que no estén de acuerdo conmigo porque sé que están usando su criterio y eso es algo que respeto. Pero por favor, evite la "ungiditis". Aquí todos somos iguales. Estar en un altar no hace a nadie mejor que otra persona. Señalar las cosas que considero incorrecta a la luz de la Biblia no es blasfemia ni un pecado.

Lea este an'alisis sobre los ungidos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada