jueves, 3 de marzo de 2016

¿Ayunar? ¿Pa qué?




Pero este género no sale sino con oración y ayuno. Mateo 17:21

El ayuno es mencionado tantas veces en la Biblia que no puede pasar desapercibido. Grandes siervos de Dios como Moisés, David, Nehemías, Daniel y otros ayunaron durante el tiempo que duró su ministerio en la tierra. Y por supuesto, nuestro Señor Jesús ayunó cuarenta días antes de comenzar su ministerio.


¿Pero para qué se ayuna?

Hubo una ocasión en la que los discípulos fueron llamados para orar por un muchacho que estaba endemoniado. Trataron y trataron pero el muchacho no mejoraba. Entonces llega Jesús y ordena que el demonio salga del muchacho y el muchacho queda sano. Los discípulos quedaron extrañados porque ellos no pudieron, ellos habían orado antes y liberado personas endemoniadas pero con este muchacho no podían. Les faltaba algo.

Cuando Jesús les dice que "este género" se estaba refiriendo a la clase de demonio que tenía ese muchacho. La Biblia nos enseña que la lucha del cristiano no es contra carne ni sangre sino contra principados, potestades y huestes de maldad (Efesios 6:12) O sea hay distintas clases de demonios que causan distintos males. Algunos salen en el nombre de Jesús, con fe pero para otros hay que tener una preparación adicional que envuelve la práctica del ayuno.

Pero si usted no quiere ayunar por causas espirituales hágalo por su salud. Estudios han hallado que las personas que ayunan tienen mejor salud, viven más tiempo, tienen la mente más clara. El ayuno a nivel biológico está relacionado a buena salud.

Sea la razón que sea procure ayunar. Le hará bien a nivel espiritual y corporal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada