lunes, 1 de febrero de 2016

Otra manera de ver al argumento cosmológico

Uno de los argumentos más clásicos en la apologética es el argumento cosmológico que se resume:

1. Todo lo que existe tuvo una causa


2. El universo comenzó a existir

3. Por lo tanto el universo tuvo una causa


Hay otra manera más elaborada de ver el argumento:
El universo comenzó a existir o no comenzó.

Estamos aquí así que el universó comenzó a existir en un momento.

Si el universo comenzó a existir fue causado o no causado, o sea comenzó a existir espontáneamente.

La evidencia científica dice que el universo tuvo un comienzo o sea fue causado y nada apunta a que haya comenzado espontáneamente.

Algo causado tiene un propósito o no lo tiene.

La evidencia y la observación de las leyes que rigen el universo y la manera en que todo está en su lugar y no tenemos un caos sugiere que el universo tiene un propósito.

Solo un ser consciente puede darle propósito a algo. Solo un ser supremo puede crear un universo. Dios es la causa del universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada