domingo, 14 de febrero de 2016

El peligro del Relativismo moral

El que justifica al impío, y el que condena al justo, Ambos son igualmente abominación a Jehová. Proverbios 17:15

Lo que está mal está mal, al pan pan y al vino vino. Hace un tiempo conversaba con una persona sobre el adulterio. La persona me dice que hay veces en que la persona adúltera hace eso porque las circunstancias... Hasta ahí llegué yo.

Le pregunté a la persona si el estaba justificando a un adúltero a lo cual me respondió que no. Pero en el momento en que dice "pero" luego de mencionar un pecado ya está justificando.

Hoy día la sociedad está padeciendo de un relativismo moral terrible. El relativismo moral es esa forma de pensar que dice que las cosas son malas o buenas dependiendo del lugar donde se den o la situación que lo provoque.

Pero, ¿es eso lo que dice la Biblia? La Biblia nunca le escondió pecado a ningún personaje. Sabemos del adulterio de David, del asesinato de Moisés, de la negación de Pedro, todos esos casos fueron ocasiones en las que esas personas pecaron. Esas personas pecaron pero se arrepintieron.

Imagínese que Pedro se justificara diciendo "yo negué a Cristo pero es que estaba rodeado de gente que eran enemigos tú sabes..." No, el lo negó, se dió cuenta de su pecado y se arrepintió. El arrepentimiento es lo que llevó a Pedro a crecer y convertirse en un líder.

Pero el relativismo moral es algo que se ve ahora en muchos altares donde ya no se menciona lo que es pecado ni se exalta lo bueno. Pero no solo se pasa de no mencionar sino a justificar. Ahora mismo hay iglesias donde se permite a parejas homosexuales ser miembros y participar cuando eso claramente es un pecado. ¿Como sucede eso? En el momento en que alguien dijo "es pecado pero..."

El relativismo moral nació en el mundo secular como un intento por parte del ateísmo de erosionar los cimientos morales del cristianismo. Según éste punto de vista lo bueno y lo malo es algo que depende de la cultura, el momento y de si la persona lo considera bueno o no. Pero en el cristianismo no debe ser así. El cristiano está llamado a decir las cosas como son no a dorar la píldora.

Hoy día tenemos iglesias donde se ven cosas aberrantes y la razón fue que dejaron que entrara el relativismo moral diciendo "eso no es nada" o "eso ni salva ni condena"; "eso depende de la relación del hermano con Dios". 

Hoy día hace falta tener altares donde se digan las cosas claras, donde se mencione el pecado y no se justifique, donde se exhorte a apartarse del pecado y buscar a Dios. Mientras no tengamos altares así y tengamos pastores pusilánimes estaremos sumergido en el relativismo moral que lleva a algunos a decirle a lo malo bueno y a lo bueno malo.

Para esa gente que tuerce la verdad la Biblia dice:

!Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! Isaías 5:20

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada