viernes, 5 de febrero de 2016

¿Cómo puede un Dios bueno permitir...?



Amor. Es la palabra más difícil de definir y sin embargo muchos creen conocerla. El amor es tan complejo y a la vez tan sencillo de comprender que sólo hace falta leer esto:

El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. 1 Juan 4:8

Sin embargo mucha gente dice que cómo puede un Dios de amor permitir que le pasen cosas malas a la gente buena.

Vamos a hacer otra pregunta. ¿Cómo puede un padre permitir que un hijo sufra?

Si usted es padre usted sabrá que parte del proceso de enseñanza de un hijo es dejar que cometa errores y aprenda. A veces hay que dejar que se caigan para que aprendan a levantarse. Los que hemos visto a nuestros hijos aprender a caminar sabemos que no los íbamos a ayudar si cada vez que se caían corríamos ayudarlos a levantarse. Nos dolía verlos llorar al caer pero nos manteníamos a distancia para estimularlos a que se levantarán por si mismos. Eso era amor.

Si Dios permite que pasemos por dolores y penas es por ese amor que nos observa en nuestro proceso de aprendizaje. Y como todo buen padre estará ahí aplaudiendo con amor cuando nos levantemos y sufrirá si insistimos e quedarnos en el piso.

Dios es amor que nadie lo dude y ese amor es el de un padre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada