martes, 5 de enero de 2016

¿Dios te bendiga, bendecido, o te bendigo?



Desde hace un tiempo para acá existe una modalidad en algunas iglesias y personas cristianas que cuando saludan han cambiado el tradicional "Dios te bendiga" por "bendecido" o "te bendigo". ¿Cual es la forma correcta de saludarse entre hermanos? Vamos a mirar la Biblia.

Bendecido


Lo más cercano a decir "bendecido" en la Biblia lo vemos en Mateo 25:34

Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

Si usted se fija en ese verbo el tiempo presente se está aplicando a persona que llegaron al cielo a personas salvas. De hecho quién cataloga como "benditos" a esas personas salvas es el propio Jesús.

Tal vez se pueda decir que decirle "bendecido" a un cristiano esté de acuerdo con lo que dice Efesios 1:3:

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,

En ese texto vemos que ya el apóstol Pablo da como un hecho que los que reciben la carta son cristianos que han sido bendecidos por Dios. Pero OJO, han sido bendecidos POR Dios.

"Te bendigo"

Hay un problema con decir "te bendigo" y es que Santiago 1:17 dice:

Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

El decir "TE bendigo" pone como fuente de la bendición a la persona que lo dice y eso la Biblia no lo apoya.

De hecho emitir maldición o bendición es algo que le compete solo a Dios. Mire lo que dice Judas 1:9:

Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda.

Como ve. Un ángel no se atrevió a decirle una maldición al diablo que está ya maldito.

Yo prefiero ser cauteloso y seguir diciendo "Dios te bendiga" deseándole algo bueno a la persona con la que hablo y poniendo a Dios como la fuente de la bendición no a mi persona.

Dios les bendiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada