lunes, 30 de noviembre de 2015

El mal existe ¿significa eso que no exista Dios?

Decir que porque hay mal eso es evidencia de que Dios existe es como decir que porque exista el sucio no existe la limpieza.

Estoy estudiando las teodiceas y argumentos de los ateos contra la existencia de Dios y me encuentro con el más famoso de todos, el argumento evidencialista que dice más o menos así: "El mal existe; si Dios es todo poderoso puede detener el mal; Dios no ha detenido el mal; por lo tanto Dios existe."

Mire vamos a usar ese argumento con una camiseta limpia.

1. El sucio existe.
2. Esta camiseta esta sucia.
3. Si hay personas que tengan un detergente pueden limpiar esta camiseta.
4. Nadie ha limpiado la camiseta.
5. No existe nadie capaz de limpiar la camiseta.

¿Ven lo ridículo de esa forma de pensar? La persona que llega a la conclusión puede hacer algo por la camiseta y limpiarla el mismo pero en vez de eso recurre a descartar de plano que alguien sea capaz de hacerlo y concluye que no existe nadie capaz de limpiar la camiseta.

El que hayan actos de maldad en la tierra no significa que Dios no exista, simplemente que el hombre existe y el hombre es capaz de hacer mal porque escogió desobedecer a Dios desde el principio. Dios le dió al hombre la capacidad para escoger hacer sus actos y el hombre es responsable de lo que haga.

Dios es un Dios misericordioso y desde el principio le ha dado al hombre la oportunidad de rectificar lo que ha hecho mal. Hoy día se nos ha dado la oportunidad de arreglar lo que está mal. Al final de los tiempos habrá un juicio y Dios preguntará a cada uno qué hizo en su vida y lo confrontará con la evidencia de lo bueno o malo que hicieron. Algunos podrán mostrar lo que hicieron bueno, otros mostrarán poco pero los que peor estarán serán los que en vez de hacer algo prefirieron negar la existencia del que estará al frente sentado en el trono. A esos se les dirá "¿Vez que existo?"

https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1694721957416274

domingo, 29 de noviembre de 2015

PAGANDO CON HONRA Y HONOR

por Marilén García

Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra. Romanos 13:7


honra: Estima, respeto y buena opinión.
Demostración de aprecio que se hace a una persona reconociendo su virtud y su mérito.

honor Poner de manifiesto, destacar, dejar en buen lugar. Atender a los invitados, agasajarlos. Manifestar aprecio.

¿A QUIÉNES DEBEMOS PAGAR HONRA Y HONOR?

1- A QUIENES SE ESFUERZAN EN LA IGLESIA Y A NUESTROS LÍDERES
Os rogamos, hermanos, que RECONOSCAIS a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; y que los tengáis en mucha ESTIMA y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros. 1 Tesalonicenses 5:12-13

2- A SU JEFE
Todos los que están bajo el yugo de esclavitud, tengan a sus amos por dignos de todo HONOR, para que no sea blasfemado el nombre de Dios y la doctrina. Y los que tienen amos creyentes, no los tengan en menos por ser hermanos, sino sírvanles mejor, por cuanto son creyentes y amados los que se benefician de su buen servicio. Esto enseña y exhorta.
1 Timoteo 6:1-2

3- A TUS PADRES (SE SOBREENTIENDE QUE DE IGUAL MANERA AQUELLOS QUE TE CRIARON: PADRES ADOPTIVOS, TIOS, ETC)
Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa;
Efesios 6:2

4- A LOS PADRES Y ABUELOS
Honra a las viudas que en verdad lo son. Pero si alguna viuda tiene hijos, o nietos, aprendan éstos primero a ser piadosos para con su propia familia, y a recompensar a sus padres; porque esto es lo bueno y agradable delante de Dios.
1 Timoteo 5:3-4

5- A LOS PREDICADORES Y MAESTROS
Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar.
1 Timoteo 5:17

6- A LA ESPOSA
Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando HONOR A LA MUJER como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo. 1 Pedro 3:7

7- A QUIENES GOBIERNAN (Recuerdo que antes,en la escuela, se hacia referencia al gobernador o al alcalde y el maestro te decía tienes que decir honorable seguido del nombre completo)
Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey.
1 Pedro 2:17

8- A TODOS (PORQUE DEBEMOS TENER A TODOS COMO MAYORES)
Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey.
1 Pedro 2:17
Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, ESTIMANDO cada uno a los demás como superiores a él mismo; Filipenses 2:3

NOTA IMPORTANTE!!!!!
No reprendas al anciano, sino exhórtale como a padre; a los más jóvenes, como a hermanos; a las ancianas, como a madres; a las jovencitas, como a hermanas, con toda pureza. 1 Timoteo 5:1-2
SI HA TIMOTEO QUE ERA PASTOR PABLO LE DICE NO REPRENDAS AL ANCIANO SINO EXHORTALE, DEBEMOS TENER CUIDADO EN NOS ESTAR REGAÑANDO PERSONAS MAYORES QUE NOSOTROS.

A QUIEN NO HONRAR
Como quien liga la piedra en la honda, Así hace el que da honra al necio.
Proverbios 26:8

sábado, 28 de noviembre de 2015

El problema de los pastores alcahuetes


Pero Elí era muy viejo; y oía de todo lo que sus hijos hacían con todo Israel, y cómo dormían con las mujeres que velaban a la puerta del tabernáculo de reunión. 1 Samuel 2:22

La responsabilidad que tienen los líderes, en especial los pastores es enorme. Se les exige mucho, viven bajo una presión enorme. Parte de la presión que tienen estos varones de Dios es que la gente no solo los ve a ellos sino a su familia como ejemplos a seguir. Por eso entre los requisitos que se establecen para ejercer el ministerio está el que sepan mantener "sus hijos en sujeción" (1 Timoteo 3:4). ¿Porque se les exige tanto? Porque tienen a su cargo un pueblo al que deben servir de ejemplo y parte de ese ejemplo conlleva el demostrar que tienen control de su hogar y tienen rectitud a la hora de impartir justicia.

El control y la capacidad de un pastor para demostrar que tiene temple se ve cuando maneja las situaciones de su hogar. Un pastor que no tiene control de lo que hacen sus hijos tiene un ministerio tambaleante. Un pastor que encubre a sus hijos cuando pecan le hace un grave daño a su congregación porque hace que pierdan el respeto por el ministerio y las cosas santas. Eso era lo que estaba pasando en Israel cuando el Sacerdote Elí era el sumo sacerdote.

El caso de Elí es un ejemplo de lo que NO debe hacer un pastor.

Los hijos de Elí era asistentes de su padre en el sacerdocio. Ahí estuvo el primer error de Elí, practicar el nepotismo y poner a ministrar a sus hijos solo porque eran sus hijos. Pero eso no queda ahí. Los hijos de Elí eran corruptos. Robaban de la ofrenda y eso daba mal testimonio ante la congregación. La gente que veía eso no veía a Elí como figura autoritativa. Pero la cosa era peor porque Elí no tomaba acción sino que solo se limitaba a llamarles la atención livianamente y nada más. Elí tenía que relevarlos de sus posiciones para limpiar el nombre del sacerdocio.

Pero la cosa con los hijos de Elí no paraba solo con su corrupción. Era peor aun. Los hijos de Elí estaban adulterando porque "dormían con las mujeres" del pueblo. La ley decía que un adúltero tenía que morir apedreado (Levítico 20:10). Sin embargo Elí encubría el pecado de sus hijos y solo se limitaba a llamarles la atención. Elí tenía hijos adúlteros ministrando y para colmo los encubría.

Una cosa es ignorar cuando algo se comete y otra es encubrirlo. El que encubre el pecado se convierte en cómplice del pecado. El que se convierte en cómplice se convierte en alcahuete con todo lo que el significado de esa palabra conlleva...

Hoy día se hace necesario que hayan menos pastores como Elí.

Muchas personas que han abandonado iglesias lo han hecho por pastores que son como Elí. La gente que ve alcahuetería puede hacer una de dos cosas: irse o perderle el respeto a las cosas de Dios como pasó en Israel.

Ésta noche a las 9PM hablaremos de "Pastores que sacan a la gente de la iglesia" por Lámpara Bíblica y hablaremos de este tipo de pastor alcahuete que le hace tanto daño al pueblo de Dios al denigrar el ministerio con su encubrimiento.

https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1690525721169231

viernes, 27 de noviembre de 2015

Haciendo la Biblia más personal

Leer la Biblia es un deber cristiano. Es nuestro manual de vida, nuestro mapa. Hay diversos planes para leer la Biblia pero leer se puede hacer de diversas maneras. ¿Como podemos leer la Biblia para animarnos?

Personalice los versos con promesas.


Póngale su nombre en los versos con promesa. Dios escribió la Biblia para tí y para mi. La Biblia está llena de promesas de ánimo y si usted las hace suyas de manera personal se sentirá mejor.

Por ejemplo Mateo 28:20 dice: 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Vamos a personalizar ese verso. En mi caso yo lo leo así: "enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy contigo Michael todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Veamos el Salmo 46:1-3

Dios es nuestro (mi) amparo y fortaleza,
nuestro (mi) pronto auxilio en todos los problemas.
Por eso no tenemos (tengo) ningún temor.
Aunque la tierra se estremezca,
y los montes se hundan en el fondo del mar;
aunque sus aguas bramen y se agiten,
y los montes tiemblen ante su furia.

Las palabras en paréntesis son mi manera de personalizar el texto.
La próxima vez que leas la Biblia mira a ver que versos puedes personalizar.

Dios te bendiga.

jueves, 26 de noviembre de 2015

El don de lenguas antes del pentecostalismo

¿Sabías que antes que se formara la Iglesia Pentecostal la manifestación de hablar en lenguas y profetizar se dio en otras iglesias?

En la historia de la iglesia se registró antes de que comenzara el pentecostalismo un breve lapso de tiempo donde se registró la manifestación de profecías y hablar en lenguas entre los años 1820 a los 1840 en Glasgow, Escocia.

Curiosamente el evento se dio dentro de algunas iglesias católicas. anglicanas y presbiterianas. A los que presentaron esas manifestaciones se les expulsó. Se formó lo que se conoció como "La Iglesia Católica Apostólica". Otros grupos se formaron pero adquirieron otros nombres y sus membresías y organizaciones no crecieron lo suficiente como para ser registrados en la historia.

El movimiento se formó bajo la dirección de un señor conocido como Edward Irving, un ministro presbiteriano que fue expulsado de su congregación por darle rienda suelta a la manifestación de hablar lenguas y profetizar.

El movimiento tuvo un buen comienzo pero luego se daño cuando doce personas se atribuyeron el título de "apóstoles" y se otorgaron la autoridad de interpretar lenguas y autorizar profecías. O sea solo ellos podían interpretar lo que se hablaba en lenguas y aprobar lo que se decía en profecías.

La iglesia adquirió una estructura jerárquica donde habían: Apóstoles, Profetas, Evangelistas y Pastores. Solo los apóstoles podían decir "profecías" y asignar los demás puestos.

Actualmente existe un grupo de personas que pertenecen a esa iglesia la cual es considerada una secta pues incorpora elementos católicos con elementos de otras denominaciones.

https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1685168828371587

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Las burlas del mundo son una medalla de honor



Yo no sé porque hay cristianos que se sorprenden de que haya gente que ofendan, ataquen y se burlen del cristianismo. El cristianismo es una religión que iba a causar controversia por estar contraria a la moral imperante en el mundo. Es una religión que invita a transformar la vida y no se adapta a nadie. Cristo dijo que a la salvación se entraba por una "puerta estrecha".

Hay un cuento que habla de una zorra que quería comerse unas uvas. La zorra saltaba, saltaba y no podía alcanzarlas. Al rato se frustró y entonces comenzó a decir que las uvas no servían, que estaban agrias y le decía a las demás zorras que no las tocaran.


Aquellos que se burlan y atacan al cristianismo son personas que tienen miedo de entrar por la puerta estrecha o que alguna vez entraron y cuando no pudieron mantenerse en el camino estrecho se frustraron y su frustración los llevó a recurrir a la mofa y al ataque contra aquellos que permanecemos en él.

Cristo no nos prometió que viviríamos felices en el mundo. Nos dijo que tendríamos aflicción. Pero nos dio la esperanza de que confiáramos su muerte y resurrección nos garantizan victoria.

Que una artista de Hollwood se burle de los cristianos es una medalla de honor para aquellos que son objeto de su burla. Quiere decir que ella está como la zorra envidiando a aquellos que permanecemos en la senda angosta. Ella está en la ancha y se siente cómoda pero esa senda termina en el infierno y la angosta lleva a la gloria. Gracias a Lawrence por sus burlas quiere decir que estamos haciendo algo bien...



Cristiano, ponte a leer



Trae, cuando vengas, el capote que dejé en Troas en casa de Carpo, y los libros, mayormente los pergaminos. 2 Timoteo 4:13
Un reciente estudio del grupo Barna reveló que hoy día la gente está leyendo menos que antes. De hecho entre menor es la persona menos libros lee por años. ¿Por qué?


Mucha gente ha sustituido la lectura de buenos libros por la internet. ¿Se ve esta tendencia en cristianos? Lamentáblemente si.

Los cristianos no tenemos el hábito de leer. Ni siquiera leemos la Biblia y eso lo puedo afirmar por experiencia personal. Muchas personas cristianas no han leído la Biblia completa al menos una vez y son personas que llevan varios años. Otras solo leen la Biblia o publicaciones cristianas.

El cristianos tiene que estar informado. Es necesario que tengamos acceso y cultivemos la lectura para poder estar mejor informados. Una persona que lee es una persona que tiene más probabilidades de llevar una conversación y tener más conocimiento.

El cristianos tiene que estar informado. Es necesario que tengamos acceso y cultivemos la lectura para poder estar mejor informadcos. Una persona que lee es una persona que tiene más probabilidades de llevar una conversación y tener más conocimiento.

El apóstol Pablo era una persona que leía. Ese hábito lo hacía capaz de poder llevarle el evangelio a personas sencillas como los habitantes de Malta y debatir con filósofos en el Areópago griego.

Es bueno y necesario que como cristianos cultivemos el hábito de la lectura. Es algo que nos ayudará a ser más eficientes al llevar el evangelio de Cristo.

martes, 24 de noviembre de 2015

LA ALEGRÍA DE LA SALVACIÓN


Vuélveme el gozo de tu salvación,Y espíritu noble me sustente. Salmos 51:12

Quizás llegaste a Cristo por las razones equivocadas. Pensando que te sanaría, que te salvaría de un problema económico, que restauraría tu matrimonio o que enderezaría tus hijos. Y cuando pasó el tiempo te diste cuenta que no ocurrió exactamente lo que esperabas. Tomaste una de dos opciones: te desilusionaste y te fuiste o estás viviendo una vida cristiana sin fe en que Dios ve tus necesidades.

ES QUE TENEMOS QUE SERVIRLE A CRISTO POR LAS RAZONES CORRECTAS
Cristo murió en la cruz para salvar tu alma por encima de todo. Para que entendieras que tu alma es lo más valioso que posees, tanto que Cristo entregó su vida para que tu alma fuera eterna. Eso va por encima de las necesidades físicas, económicas y aún emocionales. Tu alegría no puede depender de las circunstancias porque son cambiantes, tu gozo depende de la salvación que Dios te ha dado que es permanente. Porque Dios te quiere con El para siempre.

Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo. También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas, que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró.
Mateo 13:44-46

Si te acercas a Dios agradeciendo la salvación que eras incapaz de alcanzar por ti mismo te darás cuenta que todo lo demás es secundario y serás feliz y dichoso en Cristo. Que tu alegría sea que Cristo con su muerte y resurrección te ha dado acceso directo al Padre y te ha hecho su hijo.

https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1749134758641660

El cristiano y la filosofía

Un cristiano que quiera hacer defensa adecuada de su creencia tendrá que enfrentarse en ocasiones a personas con conocimiento de filosofía. La filosofía es lo que más utilizan agnósticos y ateos para validar sus posturas.

Al cristiano se le advierte en la Biblia a no dejarse engañar por filosofías y huecas sutilezas (Colosenses 2:8). Cuando Pablo escribió esta epístola lo hizo a un grupo que estaba expuesto a la filosofía griega de esa época. Pero para poder reconocer las filosofías y huecas sutilezas había que conocer esas filosofías y huecas sutilezas. Uno no se enfrenta a un enemigo sin conocerlo. Es por eso que el cristiano de hoy día hace bien en tener un conocimiento básico de conceptos en la filosofía para que sepa reconocer y en su momento utilizar las armas del enemigo en su contra.

El cristiano no está llamado a rechazar la filosofía sino a examinarla y a retener lo que le convenga para fortalecer su fe (1 Tesaloniseses 5:21).

Cuando yo comience a dar el curso de apologética estaré dando una introducción básica a la filosofía para que el estudiante sepa qué se va a encontrar en el mundo de la academia y con que argumentos vienen los ateos.


Para aquellos interesados en aprender un poco más les recomiendo que le den una lectura a "Filosofía para Principiantes", un libro sobre filosofía que no contiene terminología complicada y ayuda a uno a conocer mejor sobre el tema. Es bueno estar preparado y tener conocimiento. El apóstol Pablo era una persona que estudiaba y leía mucho, por eso podía defender la fe ante judíos y ante griegos llenos de filosofía.


lunes, 23 de noviembre de 2015

Una enfermedad mental no es posesión demoniaca

Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él. Juan 9:1-3

El Maestro iba pasando y ve a un ciego. Los discípulos lo ven también. El maestro ve una oportunidad para sanar. Los discípulos lo juzgaron sin saber. ¿Conoce a alguien que esté enfermo en su iglesia? No hablo de diabetes u otra enfermedad. Me refiero a enfermos mentales.

Hace un tiempo atrás hablaba con mi esposa sobre la enrome cantidad de superstición pero sobre todo de desinformación que hay en las iglesias hoy día. Me refiero a las iglesias pentecostales. En muchas cuando algo no se puede explicar se lo atribuyen a "demonios". Otros recurren a la teología retribucionista y le atribuyen enfermedades a pecados.

No podemos negar que hay ocasiones en las que algunas enfermedades son producto de ataques demoníacos. Por ejemplo una mujer que andaba encorvada (jorobada) nadie diría que era producto de un ataque de Satanás. Sin embargo Cristo cuando la liberó reveló que era una atadura de Satanás (Lucas 13:16). Por otra parte un ataque demoníaco puede manifestarse de maneras violentas como el caso del muchacho que echaba espumarajos (Marcos 9:20). Hay personas que nacen mudas a quienes Cristo sanó y hubo un caso donde un mudo estaba así porque era un ataque demoníaco (Mateo 9:17-25).

Hace falta tener discernimiento para saber cuando algo es producto de una enfermedad y cuando es producto de un ataque del diablo. NO TODAS LAS ENFERMEDADES SON PROVOCADAS POR EL DIABLO.

Hace un tiempo atrás escuchaba a un predicador que se paró en un púlpito a decir que los cristianos que usaban medicamentos antidepresivos eran unos "tecatos" (usuarios de drogas). Ese día me sentí tan mal porque yo he padecido de depresión y he tenido que tomar antidepresivos.

Una enfermdedad mental no es una posesión demoníaca. Una persona que padece de depresión clínica (hay depresiones pasajeras) es simplemente alguien que tiene un desbalance químico que necesita ser corregido con medicamentos y terapia. Es como una diabético que necesita insulina o una persona con catarro que necesita jarabe para la tos.

Aunque puede darse el caso de que una persona manifieste síntomas de enfermedad mental provocados por una posesión demoníaca como el Rey Saúl no todos los casos son así. Por eso es que hay que tener discernimiento. El discernimiento es un don del Espíritu Santo. Si usted ora más y juzga menos tendrá el discernimiento para poder saber si una enfermedad mental es producto de una posesión o provocada por causas naturales.

Si usted conoce a alguien que padece de algún trastorno o enfermedad mental, ore por esa persona. No la juzgue. Use su discernimiento antes de emitir un juicio. Usted no sabe lo que duele cuando se marca a una persona que padece de algún trastorno mental. Le duele a la persona y le duele a los que lo quieren y sobre todo le duele a Jesús al ver la falta de amor de su parte.

domingo, 22 de noviembre de 2015

El cristianismo es como un virus...pero de los buenos



Hace un tiempo atrás el ateo Richard Dawkins comparó la religión con un virus de la mente. Según él la religión es algo que infecta y se propaga.

Hace varios años atrás yo preparé un mensaje para predicar titulado "El cristiano debe ser como un virus". El problema con el utilizar la palabra virus es que tiene una connotación mala. La gente asocia los virus con enfermedades. Pero ¿sabía usted que no todos los virus enferman? ¿Sabía usted que algunos virus son beneficiosos para el ser humano?

Hace un tiempo atrás se descubrió que cierta clase de virus atacan a bacterias que enferman y hacen daño. Actualmente existen investigaciones científicas dirigidas a encontrar viruses que ataquen bacterias específicas para usarlos como curas. Imegínese no tener que tomar medicinas sino que le "infecten" con un virus para combatir una masiva infección. Eso está ya en experimentación.

La próxima vez que alguien le diga que el cristianismo es como un virus dígales que tiene razón. Somos como un virus pero de los buenos. Actualmente alrededor del mundo las organizaciones de ayuda humanitaria que más ayudan a pobres y desventajados son las religiosas. Imagínese que pasaría se el "virus cristiano" se exterminara como pretende la ínfima minoría atea.

Compórtese como virus y comience a infectar a otros con el mensaje positivo del evangelio que da vida y paz.

Dios le bendiga.






https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1724879774400492

sábado, 21 de noviembre de 2015

Yo creo en Dios y no lo he visto como el físico que cree en el átomo que nunca ha visto


He estado estudiando química y biología en estos días (porque lo que estudié en la universidad se me olvidó) y es increíble la cantidad de cosas que se infieren al reacciones pero que no se han observado directamente.

Ningún científico ha visto un átomo sin embargo se teoriza y se infiere que existen a base de inferencias que se hacen de observaciones. Claro, los científicos no les llaman "inferencias" sino deducciones pero ya mismo explico porque yo los llamo inferencias.

Nadie ha visto un átomo. Pero se sabe que existen. Cuando se le pregunta a un químico o a un físico sobre la composición de un átomo dirán que son mayormente partículas VACÍAS con cargas negativas y positivas. Una carga es un flujo de energía que NO OCUPA ESPACIO.

Me pongo a mirar la punta del lápiz que tengo que está formada de carbono y veo que es negro, y OCUPA ESPACIO. ¿Como algo que está formado por átomos que nadie ha visto, que se dice que son partículas mayormente vacías, puede ocupar espacio? La respuesta de los químicos es un poco más complicada para explicar eso. Primero es que cuando juntas la enorme cantidad millones de átomos comienzan a tomar forma y con la forma adquieren las propiedades físicas de color y solidez (excepto en los casos de gases). También dicen que si el grafito es duro es porque como los electrones que orbitan el grafito tienen carga negativa y los que forman el tejido de mi mano o el papel son negativos también el efecto de las cargas iguales, las negativas en este caso, es qeu se repelen y por eso cuando yo toco la punta de un lápiz siento que es sólida.

¿Se les hizo un poco complicado entender lo que escribí arriba? A mi también se me hizo así cuando cogí la clase.

Irónicamente la idea del átomo nació no de la física ni la química sino como un concepto filosófico. Eso es una historia más larga aún. Pero el átomo fue una idea filosófica que postulaba que cuando se dividía algo en partes más pequeñas y más pequeñas y más pequeñas eventualmente se llegaría a un punto donde no se podría dividir más y se llegaría a una partícula elemental pura.

Ahora. Yo veo la naturaleza y cuando observo los ciclos, el orden que la rige; cuando veo que al examinar a cada ser vivo veo células con estructura; cuando veo que el ser humano tiene en cada célula un código de instrucciones escrito que determinan su color de piel y otras cosas tengo que deducir que es producto de una inteligencia superior. Para mi es Dios. Cuando yo examino la materia y llego hasta el átomo y el orden que rige la química tengo que concluir que eso no pudo darse en el vacío, que esas leyes que rigen la física fueron programadas. ¿Por quién? Solo un Ser de gran capacidad pudo haber hecho los códigos y leyes que rigen la naturaleza y el universo. Solo un ser más grande que el universo pudo haber hecho algo tan grande.

Yo creo en Dios como el científico cree en el átomo. No, mejor corrijo, mi fe en Dios tiene más valor que la del científico proque yo he sentido a Dios en mi ser y he visto como su presencia cambia vidas.

Dice la Biblia: Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía. (Hebreos 11:3)

Lo que el científico cree sin haber visto lo lleva a creer en átomos y electrones. Lo que yo creo sin haber visto pero observado en la naturaleza me lleva a creer en Dios.

viernes, 20 de noviembre de 2015

Dones y ministerios: el peligro de interferir con la obra de Dios



Entonces levantándose en el concilio un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, venerado de todo el pueblo, mandó que sacasen fuera por un momento a los apóstoles, y luego dijo: Varones israelitas, mirad por vosotros lo que vais a hacer respecto a estos hombres... Y ahora os digo: Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios. Hechos 5:34,35, 38,39

Esto va dirigido mayormente a esos pastores y concilios que asfixian ministerios.

En las iglesias de Cristo existen diversos ministerios que son producto de dones que da Dios. Además de los ministerios existen posiciones de liderazgo que son asignadas por el cuerpo ministerial de las iglesias. Algunos de esas posiciones de liderazgo son las de obispos o ancianos, y diáconos.

Hay un problema cuando se confunden ministerios con posiciones. Los dones ministeriales son aquellos sobre los cuales descansa el fundamento de la iglesia y estos son: apóstol, profeta, evangelista, pastor y maestro

El apóstol es lo que hoy día se conoce como un misionero y también aquellas personas que establecen concilio o varias iglesias. Es un don de Dios porque Dios designa personalmente a las personas para ese ministerio.

El profeta es alguien que tiene el don de predecir eventos futuros pero también es lo que se conoce hoy día como un predicador. Muchos predicadores que van a iglesias a predicar. Hay personas llamadas a predicar a quienes Dios prepara y envía en esa tarea.

El evangelista es aquel llamado a predicar pero en las calles, afuera. El evangelista le predica a los inconversos y a los descarriados. El evangelista es el que presenta el evangelio para traer las almas a Cristo.

El pastor es aquella persona que tiene como encomienda el dirigir a las personas que se han convertido y enseñarles a vivir en el evangelio. Por eso es que ese ministerio va junto y se dice "pastores y maestros".

El maestro es aquella persona dotada por Dios para enseñar la palabra y llevar a los hermanos al conocimiento de Cristo. En muchas ocasiones hay pastores y maestros pero también hay maestros que no son pastores.

Los dones ministeriales son otorgados por Dios. Dios llama a las personas y trata con ellos. Esos dones son para que las personas ministren a la iglesia.

Posiciones de asistencia o liderazgo.

Además de los dones ministeriales existen las posiciones de liderazgo o diáconos. Esos son asignados por los pastores y/o líderes conciliares. Esas posiciones se otorgan en base a características observables de la persona y aunque tiene relación estrecha con lso ministerios NO son ministerios. Un presidente de sociedad no es lo mismo que un evangelista. El evangelista tiene una misión y un mensaje, el presidente de sociedad tiene una tarea, la de organizar el orden de culto y escoger el programa.

La confusión de algunos pastores y concilios

Algunos pastores han confundido ministerios con posiciones y lamentablemente tienen sentados en banco a personas que deben estar predicando y ministrando. La cosa es peor cuando es una institución la que con su posición no reconoce los ministerios. Por ejemplo, un concilio que solo reconoce los ministerios de pastorado y nada más está cortando y asfixiando a los maestros, misioneros, profetas y maestros.

Es triste ver que hay concilio que no dan la oportunidad a las personas de desarrollarse en ministerios. Seleccionan a las personas que ejercerán ellos e ignoran que es Dios quién llama y si Dios llamó a una persona a ser evangelista y el concilio lo encajó en una iglesia a pastorear ese concilio será responsable por las vidas que se pierdan al no recibir el mensaje. Si una persona tiene llamado a misionero y el pastor por antojos no quiere dejarlo salir ese pastor irresponsable será responsable de las vidas que se pierdan como resultado de no haber recibido el mensaje de la palabra.

Si una persona es llamado a ser maestro pero un pastor en su capricho lo tiene sentado y no le permite ejercer ese pastor será responsable de las vidas y personas que caigan en herejías por causa de no haber recibido enseñanza adecuada.

Los pastores y concilio tienen que tener claro que una cosa son las posiciones y esas las pueden asignar ellos libremente pero otra son los ministerios y esos los da Dios. En el momento en que usted troncha un ministerio usted está luchando y entorpeciendo la obra de Dios, y se supone que usted no sea estorbo a las cosas de Dios, eso le toca al diablo. No sea aliado del diablo. Ore más y mire menos. Mírese y reflexione si sus acciones son motivadas por envidia o falta de visión.

Oremos por aquellos hermanos que están siendo injustamente marginados por pastores y concilios sin visión que han confundido ministerios con posiciones. Oremos para que no haya más interferencia a la obra de Dios.

https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1732677803620689

jueves, 19 de noviembre de 2015

¿Es pecado arreglarse las cejas? (Doctrinas, dogmas y mandamientos de hombres)



Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres. Mateo 15:9
¿Es pecado arreglarse las cejas?

Me he criado en el pentecostalismo desde que tengo memoria. Recuerdo que cuando pequeño escuché muchas cosas y se me enseñaron muchas cosas. De las lecciones que más he internalizado es que todo lo que se diga desde un púlpito debe estar validado por la Biblia, de lo contrario es palabrería.

Hace poco vi un video del presidente del MMM en Perú, el Rev Rodolfo Gonzalez, en donde está predicando un mensaje en una convención. Parte del mensaje tocó algunos temas que conciernen a dogmas de nuestro concilio. Y digo dogmas porque cada organizacion religiosa los tiene y es un derecho que se les ha permitido de parte de Dios de fijar reglas para aplicarlas a la membresía.

Antes que nada vamos a definir tres conceptos: doctrinas, dogmas y mandamientos de hombres.

Doctrina - (del latín doctrina), es un conjunto coherente de enseñanzas o instrucciones

Dogma - norma o decreto emitido por una autoridad

Mandamientos de hombres - cualquier cosa que esté fuera de los parámetros establecidos por la doctrina

parámetro - Dato o factor que se toma como necesario para analizar o valorar una situación. Límites dentro de un sistema.

Habiendo definido esos términos analicemos una parte del mensaje que me llamó la atención:

En el fragmento del mensaje que verán en el video el Rev Gonzalez está hablando de dogmas de nuestro concilio referentes a la vestimenta. Los pentecostales del MMM somos conservadores en cuando a los dogmas de vestimenta. El Rev Gonzalez está recordándole a los líderes y en especial a los pastores que las mujeres en las iglesias deben vestir como manda la Biblia decorosamente (de manera que no sea provocativa).

Ahora veamos lo que es doctrina y dogma en esta parte.

¿Que dice la Biblia sobre la vestimenta de las mujeres?
Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; 1 Timoteo 2:9

Jesús le dió al autoridad a los líderes de determinar las reglas que regirían dentro de las iglesias y organizaciones que tuvieran a su cargo. Eso es un hecho claro según Mateo 16:19. En ese capítulo se le dió a Pedro (y por ende a todo líder de una organizacion cristiana) a determinar que cosas se permitirían y que cosas no se permitirían. El "atar" se entiende como restringir o prohibir y el desatar se entiende como permitir.

La doctrina bíblica establece que las mujeres se deben vestir con decoro y pudor, o sea de manera tal que no provoquen la lujuria, lascivia o escándalo en los que las observen. De acuerdo a eso un concilio como el nuestro estableció que tipo de falda y el largo que se considera pudoroso.

La doctrina-->1 Timoteo 2:9
Dogma ---> El reglamento que dice cuan largo serán las faldas y cuan sujeta o suelta del cuerpo deban estar.

¿Que pasaría si el dogma se pasa de la raya y se convierte en un mandamiento de hombre?

Supongamos que el concilio decide qué tipo de tela y color de falda deben usar las mujeres además de regular el largo y el ceñimiento. Entonces una hermana usa una falda de otro color y dicen "eso es del diablo". Ahí hay un problema porque el dogma se estaría pasando del parámetro establecido por la doctrina bíblica que solo menciona el pudor y la modestia pero no regula el estílo.

Cuando Jesús le llamó la atención a los fariseos sobre los mandamientos de hombres lo hizo cuando éstos menospreciaron a los discípulos por no lavarse las manos cuando comían. Los estaban condenando por "violar" una "tradición". Los fariseos estaban en su derecho de establecer reglas y dogmas pero al convertirlos en requisitos para salvación y hacerlos TAN estrictos que se hacia difícil su cumplimiento los transformaron en mandamientos de hombre.

Regular el largo y el ancho de la vestimenta está dentro de los parámetros de lo que se le permite a un líder según lo establecido en la Biblia.

Pero el Rev Gonzalez continúa su disertación y habla sobre las cejas afeitadas de algunos pastores y sus hijos. Luego asocia el afeitarse las cejas con un "ambiente carnal mundanal y satánico" y finaliza diciendo que "eso viene de Satanás".

Cuando uno busca en la Biblia a ver si existe doctrina sobre el pelo en los hombres no es mucho lo que encuentra. En 1 Corintios 11 vemos una referencia al largo del "cabello" y dice que es "deshonroso" dejárselo crecer en los hombres y en la mujeres es honroso. Nuevamente siguiendo los parámetros que establece la Biblia cada concilio puede determinar cuan largo lo deben usar los hombres y las mujeres.

Lo que no se ha hallado en la Biblia es referencia al "vello" corporal o en el caso de las cejas el facial. El cabello es el pelo, lo que se tiene en la cabeza, el vello es el pelo que cubre distintas áreas del cuerpo. El vello facial envuelve las cejas en mujeres y hombres, y el bigote y barba en hombres.

La doctrina bíblica no menciona nada sobre el vello facial. Pero dentro de la autoridad conferida a los concilios algunos regulan el vello facial y otros no. Algunos permiten barbas y bigotes otros solo bigote y otros nada de vello facial excepto las cejas. En cuanto al vello facial las regulaciones que se hacen son dogmas que se acercan más a mandamientos de hombres que a doctrina por carecer de base bíblica que los sustente.

Dado que la Biblia no menciona nada sobre el vello facial condenar a una persona que se arregle las cejas y decir que es "satánico" es pisar terreno blando porque no hay base bíblica que lo sustente. Es injusto el asociar con Satanás a una persona que ha aceptado a Cristo por el mero hecho de que se arregle las cejas. Condenar a una persona por no seguir un mandamiento de hombre fue algo que Jesús no aprobó. No lo aprobó en su tiempo y no lo aprobaría ahora.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Reglamento de la Iglesia

El reglamento es un documento para ayudarnos a comprender mejor nuestra vida de iglesia, para poder organizarla de manera que cumplamos con la misión, para dar uniformidad a los procesos dentro de la congregación y para promover y mantener la unidad de la iglesia. Además, sirve para establecer las líneas de autoridad y de responsabilidad que evitan conflictos innecesarios y el mal uso del poder. El reglamento es como un mapa que nos marca el camino y nos ayuda a mantenernos enfocados en la misión de la iglesia.

Este documento contiene detalles de la organización, tales como el tiempo y la frecuencia de las asambleas, la membresía, las autoridades, los ministerios, las juntas y comités que forman la estructura, y otros detalles que pueden necesitar cambios de tiempo en tiempo. Esto significa que el reglamento no es una camisa de fuerza, o que está escrito en tablas de piedra. Es un instrumento para facilitarnos la tarea, no para impedirla o dificultarla. Sin embargo, no puede alterarse o enmendarse para resolver asuntos imprevistos y temporales. De hecho, casi siempre las enmiendas a un reglamento requieren un estudio concienzudo, recomendaciones valiosas y el voto afirmativo de la congregación. Esto significa que tenemos que ser cuidadosos en la confección y aplicación del mismo. No podemos permitir que un grupo utilice este valioso instrumento para impedir la participación de algunas personas, para sacar miembros de la iglesia o para hacerle la vida imposible al pastor o la pastora. El reglamento no puede convertirse en una vara para castigar a los miembros de la iglesia.


El reglamento tiene que ser «diseñado y hecho a medida» para cada congregación. No podemos copiarlo de ninguna otra iglesia, pues los intereses, los recursos y la misión de cada congregación son diferentes.

¿Qué debe incluir un reglamento? 

Insistiendo en la individualización o «congregacionalización» del reglamento, les presentamos una lista de asuntos que debe incluir.


  • Nombre completo de la iglesia.  
  • Propósito del reglamento. 
  • Membresía – quiénes serán miembros, y cómo se recibirán miembros, cómo se darán de baja, cómo se tratará con ellos en casos de disciplina, ausencias, mal testimonio, etc.; esto es, las personas que pertenecerán a la iglesia y los procesos que se usarán para tratar los asuntos de membresía. 
  • Deberes de los miembros y oficiales 
  • Composición (cuántas juntas o comités habrá, cuáles serán y la cantidad de personas que las integrarán) y deberes de los ministerios de la iglesia —juntas, comités—, incluyendo al pastorado. 
  • Composición y deberes de comités temporales o ad hoc (que sirven a un solo propósito y cuando cumplen su misión desaparecen, como el Comité de Nominaciones). 
  • Composición y deberes de los ministerios especializados (si los hay) y su relación con la iglesia; por ejemplo, escuelas, academias, corporaciones de acción social. 
  • Enmiendas – proceso para enmendar el documento. 
  • Separabilidad – provisiones para anular o dejar en suspenso partes del reglamento. 
  • Vigencia – cuándo entra en vigencia. Algunas iglesias incluyen un inciso o artículo estipulando sus creencias básicas, tales como la forma de bautismo. 


Les presentamos unas guías para la confección del reglamento.



  • La organización debe ser lo más sencilla posible, de manera que pueda funcionar eficientemente. 
  • Hacer distinciones claras y específicas entre la toma de decisiones y la implementación de las mismas. 
  • La organización debe habilitar la coordinación de todos los ministerios de la iglesia, de tal manera que todos contribuyan al propósito común: la misión de la iglesia. 
  • Las líneas de responsabilidad de los grupos y subgrupos deben estar claras; por ejemplo, los ujieres responden a los diáconos, quien a su vez responde al cuerpo directivo (Junta de Síndicos, Junta Directiva, etc.), quien responde a la congregación toda. 
  • La cantidad de ministerios y de personas en esos ministerios debe estar en equilibrio con el tama- ño de la congregación. Así se asegurarán los recursos necesarios para que el liderato pueda realizar la tarea. 


Fuente

EL NUEVO EVANGELISTA
http://www.ibpr.org/recursos/Evangelista_2012_marzo.pdf


https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1798658283689307

El Diseño y Dios



Cuando una busca la definición de diseño encuentra:
El diseño1 se define como el proceso previo de configuración mental, "pre-figuración", en la búsqueda de una solución en cualquier campo. El verbo "diseñar" se refiere al proceso de creación y desarrollo para producir un nuevo objeto o medio de comunicación (objeto, proceso, servicio, conocimiento o entorno) para uso humano. (Wikipedia)

Si uno va caminando por una selva y de momento se topa con una piedra y cuando le quita las plantas de encima halla que la piedra es rectangular y tiene líneas paralelas horizontales y verticales a distancias iguales ¿que puede pensar?

Primero hay que notar que lo que se ve ahí tiene una forma y sigue unos contornos. Eso sugiers que está diseñado.

Luego hay que notar que las piedras no son por naturaleza rectangulares.

Entonces tengo que concluir que eso no es una piedra sino un bloque. Los bloques tienen un propósito y es formar partes de estructuras o edificios. Los bloques no se hacen solos. Ese bloque que encontré lo tuvo que haber hecho alguien.

¿Qué me llevó a llegar a mi conclusión? El diseño.

La ciencia estudia la física, la química, biología y otras áreas de la realidad observable ha encontrado algo constante, diseño.

Cuando el biólogo estudia una planta y se analiza su estructura celular se halla que cada célula tiene unos organelos que llevan a cabo funciones específicas. Cuando el químico estudia un elemento halla que tiene una estructura de electrones orbitando neutrones y que responden a unas leyes específicas. El físico que estudia el universo halla que las cosas están hechas de tal manera que responden a leyes.

Cuando se estudia la célula y se halla el ADN se encuentra que es un código. Cuando los científicos que estudiaban el genoma humano hallaron que está escríto en un código tuvieron que reconocer que donde hay un código debe haber alguien que lo halla programado.

Si el universo muestra señas de tener un diseño entonces debe haber un diseñador.

La ciencia ha hallado que hay evidencias de diseño.

Donde hay diseño debe haber un diseñador.

¿Que ser pudo haber hecho un diseño como el que se observa en nuestro universo con tantas leyes que lo regulan que permiten la vida y la existencia? Yo le conozco por Dios. ¿Y tú?

martes, 17 de noviembre de 2015

Dios existe porque yo lo he vivido



Cuando se confronta a una persona no creyente o un ateo se pueden utilizar diversos argumentos. Algunas personas creen que la experiencia personal no debe contar como un argumento para yo probar la existencia de Dios pero yo entiendo que SI debe contar.

¿Qué mejor argumento que el de una vida transformada por la misericordia y el amor de Dios? En algunos casos los testimonios de sanidades son poderosos argumentos. Yo recuerdo haber visto a una persona con una muela platificada en forma de cruz luego de asistir a uno de los cultos de Yiye Ávila. La experiencia personal es el mejor argumento porque es algo que se ha vivido.

Uno de los testimonio personales más poderosos lo encontramos en la historia, el Rey Nabucodonosor. Históricamente se sabe que la dinastía caldea (de la cual Nabucodonozor formó parte) guardaba un registro fiel año por año de lo que sucedía y hacían sus reyes. En el caso del reinado de Nabucodonozor el registro se interrumpe por un periodo de 7 años (582-575 aC). El libro de Daniel nos relata que Nabocodonozor pasó esos siete años pastando como un animal.

Luego que Nabucodonozor recibiera su lucidez lo primero que dice es: "Conviene que yo declare las señales y milagros que el Dios Altísimo ha hecho conmigo." Daniel 4:2. El testimonio de Nabucodonozor es un ejemplo de que Dios existe, castiga y restaura.

Algunas personas pueden testificar de sus sanidades y otros de sus experiencias. Sea cual sea el testimonio no se puede descartar como un argumento a la hora de probar con argumentos la existencia de Dios.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Desobediencia Civil Cristiana

Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes. Daniel 6:10 

¿Puede un Cristiano participar de actos de desobediencia civil? De no haberlo hecho un pastor de EEUU llamado Martin Luther King todavía los negros estarían oprimidos con leyes racistas.

Hay momentos en los que un cristiano debe cometer desobediencia civil, cuando su fe está en conflicto con una ley es el momento apropiado. Eso fue lo que dijo Pedro el apóstol cuando lo mandaron a dejar de predicar en nombre de Cristo:

Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; Hechos 4:19

Daniel el profeta cometió un acto de desobediencia civil cuando se promulgó un edicto del rey prohibiendo la oración.

Pero veamos un ejemplo más reciente. Allá en EEUU el movimiento ateísta ha estado logrando que se prohíban las oraciones antes de los juegos de foot ball americano. Algunas escuelas han creado y modificado reglamentos para prohibir la oración diciendo que necesitan cumplir con la ley...

Pero un equipo de foot ball ha decidido hacer un acto de desobediencia civil. Han orado antes de un juego en desafío a la reglamentación escolar.

La Freedom From Religion Foundation, un grupo de ateos militantes, ha enviado una carta amenazando a la escuela que tomarán acciones legales. Ésto es un acto de persecución pero el grupo de jugadores se ha mantenido firme.

¿Qué pasará? Esperemos que prevalezca la justicia y la libertad de religión.

Oremos por ese equipo de jugadores que quieren defender su derecho a la libertad de religión e invocar a Dios sin tener impedimentos.

domingo, 15 de noviembre de 2015

Como contrarrestar el "cherry picking" ateo

"Cherry picking" es una estrategia retórica de debate donde una persona selecciona los datos e información que favorece su punto de vista pero descarta las que no.

Los ateos en su mayoría son expertos en hacer "cherry picking" con la Biblia. Seleccionan textos aislados o interpretan la Biblia anacrónicamente.

Al citar textos aislados nos referimos por ejemplo cuando dicen que la Biblia "favorece" el incesto y citan el caso de las hijas de Lot. Cuando una mira el texto en su contexto en ninguna parte se dice que la Biblia favorece el incesto. De hecho la historia de lo que hicieron las hijas de Lot es usada para ilustrar el nacimiento de dos naciones enemigas de Israel que nacieron producto de una relación incestuosa. Además la Biblia prohibe explícitamente el incesto (vea Levítico 18).

En otro ejemplo que hacen es hacer citas anacrónicas de situaciones de la Biblia para atacarla. Un anacronismo es un mal uso de una situación histórica. El anacrinismo se da cuando se interpreta una situación de una sociedad en un momento histórico a la luz de la época actual. Los ateos usan mucho el hecho de que en la época de Israel había servidumbre, lo que ellos traducen como esclavitud. Dicen que la Biblia aprueba la esclavitud. Hacen esto ignorando la situación social y el tiempo en que se dió la situación. (Para más información sobre este asunto vea "¿La Biblia aprueba la Esclavitud?" http://verdadyfe.com/2012/10/19/esclavitud/).

El cherry picking es una estrategi que se combate con los hechos y datos que descarta el que la usa. Si un ateo cita textos fuera de contexto pués cítele el contexto. Si un ateo saca cosas de la historia y las interpreta anacrónicamente pues cítele la situación histórica para que tenga los datos completos y su argumento falaz quede expuesto.

https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1794005397487929

viernes, 13 de noviembre de 2015

Las dísciplina en las iglesias y las disciplinas tácitas.



La Biblia depositó en los pastores la autoridad para dirigir las iglesias que tienen a cargo. Como parte de esa administración hay momentos en los que es necesario administrar disciplinas.

¿Qué es una disciplina?

Es un proceso que tiene como propósito el corregir errores o faltas en hermanos para ayudarlos a mejorar en su comunión con Dios.

De acuerdo a la Biblia (Mateo 18:15-17) el proceso es progresivo, o sea va por pasos. Primero se llama al hermano aparte. Si el hermano no responde se le llama la atención delante de los ancianos de la iglesia que sirvan de testigos. De la persona persistir entonces se le llama la atención frente a la iglesia y se le separa de la congregación.

Hoy día como parte de las disciplinas a algunos hermanos se les prohibe el participar en actividades o tomar parte en la iglesia. Este el tipo de disciplina más común.

La disciplina es un acto progresivo y debe anunciársele a la persona que va a ser disciplinada para que sepa y pueda corregir su conducta. Sin embargo hoy día se está dando la modalidad de "disciplina tácita".

¿Qué es una disciplina tácita?

Es tomar una acción contra un hermano como no permitirle tomar parte o progresar en un ministerio SIN QUE EL HERMANO LO SEPA.

Algunos pastores que rehuyen el tener que confrontar a los hermanos recurren a este tipo de disciplina pero esto no es justo.

La Biblia dice: Juan 7:24 No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio. El ser justo envuelve el llevar a cabo un debido proceso o sea darle a la persona la oportunidad de que escuche de que se le acuse y defenderse. Ese proceso es el que se describe en Mateo 18:15-17. Si un pastor toma acción contra una persona sin decírselo (disciplina tácita) está actuando injustamente y eso no es de Dios.

Pastor si usted tiene a un hermano sentado sin haberle dado la oportunidad de haber sido escuchado usted actuó injustamente. Debe darle la oportunidad a ese hermano de escuchar de qué se le acusa y que pueda defenderse y desmentir si es el caso.

En un próximo programa estaremos hablando del tema de las disciplinas en las iglesias.

jueves, 12 de noviembre de 2015

Cinco deseos que apuntan hacia Dios



El ser humano es un ser lleno de necesidades pero sobre todo deseos. Los deseos muchas veces están motivados por el corazón, las necesidades por el cuerpo.

Los deseos que brotan del corazón pueden ser satisfechos en parte por otras personas o situaciones pero siemre, SIEMPRE se estará anhelando por algo mejor porque un ser humano nunca podrá satisfacer plenamente los deseos de otro ser humano. Entonces ¿quién puede satisfacer esos deseos?

El deseo por conocer la verdad por tener conocimiento nunca termina. Todos queremos aprender y saber pero por más que se sepa nunca se podrá conocer plenamente. Es más lo que no sabemos que lo que sabemos. Cuando uno estudia e investiga encontrará que una pregunta que se contesta lleva a otra pregunta y a otra. Finalmente uno llega al punto donde eergen preguntas que no tienen contestación como "cómo empezó la vida". Es entonces que tenemos que admitir que la respuesta a esa pregunta no es posible hallarla por medios humanos. Alguien debe tener la contestación a esa pregunta. Ese alguien es Dios. Dios conoce todo.

El deseo por el amor es otro deseo que nos tiene en una búsqueda que nos llevará a buscar el amor perfecto. Una persona solo puede hallar amor parcial en otras personas. El amor que se puede hallar de otra persona es temporal. Debe haber un amor que traspase el tiempo y las limitaciones físicas. Dios es amor.

El deseo por ver justicia es un deseo de todo ser humano. ¿Quién no se indigna ante los abusos que se cometen en la tierra? Aún viendo casos donde se hace "justicia" sabemos que debe haber una justicia verdadera y superior a lo que vemos aquí en la tierra porque el ser humano no es justo. Ese deseo solo se satisface en Dios.

El deseo por la belleza. El ser humano tiende a querer arreglar cosas. Tendemos a organizar las cosas para que se vean mejor. Esa idea de que las cosas deben tener un orden tiene un fin práctico. Pero por más ordenado y arreglado que se vea algo nunca veremos algo plenamente hermoso. Cuando queremos ver algo más bello llegaremos a un punto donde diremos que debe haber algo sumamente bello de tal manera que nada sea más bellos que eso.

El deseo por estar en un hogar. Tal vez vivamos en una casa. Tal vez consideremos esa casa un hogar. Cuando estamos en nuestras casas siempre nos sentimos bien. Pero surge a veces la pregunta de si en algún momento sentiremos ese deseo por un tiempo más que el que pasamos en nuestras casas. ¿A quién no le gustaría tener esa sensación de estar en casa por siempre? Cristo dijo que fue a prepararnos casa y esa casa está en el cielo y estaremos por siempre con Cristo. En ese momento tendremos la sensación por siempre.


http://www.strangenotions.com/5-human-desires-that-point-to-god/

martes, 10 de noviembre de 2015

El argumento del tiempo y la contingencia

En la apologética se usan muchos argumentos para debatir y probar lógcamente la existencia de Dios. Nosotros no necesitamos de esos argumentos pero para los que se empecinan en no creer hay que usar lógica. Hoy les presento el argumento del tiempo y la contingencia. Es un poco largo y un poco complicado pero tome tiempo para leerlo y aprenderlo. Algún día le ayudará.

1. Alrededor nuestro las cosas entran en existencia y salen de la existencia. Por ejemplo un árbol crece de una semilla, florece, da frutos y luego se seca y muere.

2. Cualquier cosa que entra en existencia o sale de la existencia no tiene que existir; o sea no existir es una posibilidad real.

3. Suponga que nada tiene que ser; o sea que no existir sea una posibilidad para todo.

4. Entonces ahora nada existiría. Pues

5. Si el universo comenzó a existir, entonces todo lo que es debe trazar su origen a algún momento en el pasado antes del cual nada existía--literalmente-- nada de nada. Pero

6. De la nada nada sale. Así que

7. El universo pudo no haber comenzado.

8. Pero supongamos que el universo nunca halla comenzado. Entonces por toda la infinita duración de la historia cósmica todo lo que es tenía la posibilidad inherente de no ser. Pero

9. Si en un tiempo infinito esa posibilidad [la de no ser] nunca fue, entonces no pudo haber sido una posibilidad real del todo. Así que

10. Debe existir algo que tiene que existir que no tenga la opción de no existir. A esto se le conoce como un "ser necesario". [En la filosofía se le conoce a eso como los seres o conceptos sin los cuales otros no existirían].

11. Este ser pertenece a la cosa en sí o es derivado de otro. Si es derivado de otro entonces debe en última instancia existir un ser cuya necesidad [de existencia] no sea derivada [no necesite de otro ser para existir], o sea un ser absolutamente necesario [del cual salen todos los demás].

12. Este ser absolutamente necesario es Dios.

lunes, 9 de noviembre de 2015

El argumento de la contingencia.

Cuando se practica la apologética se utilizan argumentos para probar posiciones. Nosotros creemos que Dios existe pero alguna gente no creen y no consideran la posibilidad a menos que se les presente de manera racional, por medio de un argumento.

Hoy les presento un argumento conocido como el argumento de la contingencia. Se resume así:

1. Si algo existe debe existir algo que causo que eso existiera.

2. El universo (la colección de seres, materia y tiempo) existe.

3. Por lo tanto es necesario que exista algo que haya causado la existencia del universo.

4. Lo que hizo que el universo existiera no puede existir en el universo ni estar limitado limitado por el espacio ni el tiempo.

5. Por lo tanto lo que hizo al universo trasciende tanto el espacio como el tiempo.

Ahora expliquemos los argumentos uno a uno.

1. Si usted existe es porque existieron sus padres y si ellos existen es porque existieron sus abuelos.... Si la computadora o el celular en el que usted está leyendo esto existe es porque existen personas que lo hicieron. Las cosas son causadas por otras cosas o por seres. Nada se hace a sí mismo.

2. Todo lo que vemos lo vemos porque está ahí, porque existe. El universo se rige por unas leyes y está limitado por el tiempo, las cosas empiezan y se acaban.

3. Si el universo que es tan grande existe entonces algo hizo que existiera.

4. Lo que hizo el universo no puede estar hecho del mismo material que el universo. Un arquitecto no está hecho de cemento ni varillas de metal pero sus planos hacen que las cosas se hagan con esos materiales. Lo que hizo que el universo existiera no puede estar limitado por las leyes de gravedad, termodinámica y y otras ni tampoco puede estar limitado por el tiempo.

5. La palabra trascender es algo que significa estar "mas allá de" o estar en un plano diferente. La realidad se compone de dos planos, el material y el inmaterial. Lo material es lo que vemos lo inmaterial es lo que no vemos pero está ahí, existe. Lo que hizo al universo no puede ser material porque entonces estaría limitado por el tiempo, las leyes que rigen al universo y no sería mayor que el universo.

Usted y yo sabemos que la causa del universo es Dios. Pero para los que no conocen hay que presentárselos de la manera descrita arriba para que lleguen a sus propias conclusiones.

Pronto estaré compartiendo más cápsulas de ‪#‎apologética‬ con ustedes. Dios les bendiga.

https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1802945713260564

domingo, 8 de noviembre de 2015

El DIEZMO EN LA BIBLIA. POR MICHAEL GARCIA.


Nadie puede hablar del diezmo sin tener en cuenta su origen y propósito principal por el cual y para quien fue instituido. La palabra Diezmo proviene del hebreo "maaser" o"maasrah", que se traduce diezmo, o una décima parte. En el griego la palabra que designa esta "décima parte" es "apodekatoo" y tanto en el Hebreo como en el griego, ambos términos significan el "pago o dádiva de una décima parte o porción".

En cuanto a su origen, muchos cometen el error de afirmar que el diezmar tuvo su origen en la ley mosaica del Antiguo Testamento, cuando la verdad es que dicha practica se origina mucho antes, esto, en días de Abraham. De ahí, estamos obligados a aclarar algunos puntos y diferencias entre el Antiguo Pacto y Nuevo Testamento, ya que en resumen, el diezmo no fue prescrito como mandamiento dentro de la doctrina Nuevo Testamentaria, como tampoco lo fueron las fiestas solemnes judías, la circuncisión, ni los ritos de sacrificios de la ley (Hebreos. 7:22; 8). Prescribir, significa ordenar, determinar. Vemos que el propósito del diezmo, a igual que los otros ritos y ordenanzas mencionados en la Biblia tenían que ver con la nación israelita en su medio religioso (levítico) y social del Antiguo Pacto.  

Lo cierto es, que la palabra diezmo aparece ocho veces en el Nuevo Testamento, pero siempre en un contexto ilustrativo e histórico, como también se mencionan los sacrificios de animales, pero de igual manera en un contexto histórico (Mt 23:23; Lc 11:42; Lc 18:12; Heb 7; 8), nunca como una ordenanza específica para la iglesia. Cristo y sus apóstoles jamás prescribieron los diezmos como una observancia o mandamiento para la iglesia, como lo es la ordenanza de la llamada Santa Cena que si sabemos con certeza fue un mandato directo a observar del mismo Señor (Lucas.22:19) No hay base bíblica textual alguna que diga que la primera iglesia practicará el diezmo menos aun que lo exigiera como mandamiento, decir lo contrario, es faltar a la verdad. No obstante, hay principios implícitos tras la sabia practica veterotestamentaria de diezmar que deben ser estudiados y considerados, pues muestran parte del carácter de Dios, y la importancia de dar voluntariamente expresando gozo y gratitud por las bendiciones recibidas.    

I. Origen del Diezmo.

El primer diezmo registrado en la Biblia fue por el patriarca Abram (antes de llamarse Abraham) al misterioso sacerdote Melquisedec en acción de gratitud (Génesis.14:17-20), también vemos a Jacob haciendo lo propio en (Génesis.28:22), todo esto ocurre más de cuatro siglos antes de que se instituyera el diezmo para los sacerdotes levitas; siendo este último el diezmo por mandamiento que ordenó Elohim (o Yahvé) a Moisés para los hijos de Israel en el monte Sinaí, para la dedicación y consagración a Elohim (Levítico 27:30-34). A los levitas (hijos o descendientes directos de Leví), le fueron dados, por ley, todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio o servicio del tabernáculo de reunión; mas no podían poseer otra heredad entre los hijos de Israel: "Y Jehová dijo a Aarón: De la tierra de ellos no tendrás heredad, ni entre ellos tendrás parte. Yo soy tu parte y tu heredad en medio de los hijos de Israel. Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión" (Números. 18:20-21).    

Detalles a resaltar:

a) El diezmo ya se practicaba antes de la ley mosaica (Gén.14:17-20).
b) El diezmo es herencia de los levitas para su manutención dada por Dios (Núm.18:20).
c) El diezmo era exclusivo de los levitas y los más necesitados (Deut. 14:28-29; 26;2).

Vemos aquí con claridad que el diezmo se originó mucho antes de la Ley, y que el mismo luego se constituyó como mandamiento dado por Dios bajo la Ley de Moisés en el Antiguo Testamento, esto, para cubrir las necesidades de los sacerdotes, que tenían que ofrecer diariamente sacrificios por sus pecados y por los del pueblo; y además, con el diezmo se amparaba a los necesitados de entre ellos (Hebreos 7; Levítico 27; Número 18; Crónicas 31; Nehemías 10, 12, 13).

II. VARIOS TIPOS DE DIEZMOS

Por lo general, la gente hoy tiende a citar la palabra diezmo en "singular", como si en la Biblia se tratase solamente de un tipo de diezmo. Pero en el Antiguo testamento, no se habla de un solo tipo de diezmo, sino de cuatro. Si, nos habla de cuatro tipo de diezmos, en "plural". Este es un error entre otros, muy común que se oye hoy día en muchas iglesias y en boca de cientos de creyentes que intentan presentar el diezmo como un mandamiento obligatorio a observar, peor aun, como un requisito para la Salvación. Estos ignoran que para sujetarse a un precepto de la ley mosaica era necesario guardarlo exactamente como fue instituido, de lo contrario, serían culpables de las demás leyes, como nos dice Santiago 2:10. Aquí la evidencia bíblica en cuanto a los diezmos deja al descubierto la ignorancia y la desinformación que existe hoy día acerca del tema. Habrá que preguntarse ¿Quiénes imponen el diezmar hoy, guardarán estos preceptos tal y como fueron dados? Definitivamente No. Bajo la ley, tenemos cuatro tipos de diezmos.  

Primero, el  diezmo anual (levítico), Números 18, para herencia y manutención levítica: "Y Jehová dijo a Aarón: De la tierra de ellos no tendrás heredad, ni entre ellos tendrás parte. Yo soy tu parte y tu heredad en medio de los hijos de Israel. Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio".Este diezmo tenía como propósito reemplazar los derechos de la herencia de la tierra en Israel y proporcionaba el sustento básico para los sacerdotes levitas y aarónicos de la tribu de Leví, a fin de que ellos pudieran dedicarse por completo a la obra del ministerio como se describe en Números 18. Su labor debía efectuarse y al cumplir 50 años tenían que retirarse (Num.8:24-25).

Segundo, el diezmo anual (festivo) de Deuteronomio 12:1-19 y 14:22-26, como fiesta de regocijo y gratitud del pueblo por las bendiciones recibidas de Dios: "Y allí (el lugar que más tarde sería Jerusalén) llevaréis vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, y la ofrenda elevada de vuestras manos, vuestros votos, vuestras ofrendas voluntarias, y las primicias de vuestras vacas y de vuestras ovejas. Y comeréis allí delante de Jehová vuestro Dios, y os alegraréis, vosotros y vuestras familias, en toda obra de vuestras manos en la cual Jehová tu Dios te hubiese bendecido" (Deut. 12:6-12; 14:23). A diferencia del primer diezmo que era llevado a las ciudades levitas (Nehemias. 10:37), éste segundo era llevado por el pueblo a Jerusalén para las festividades que acompañaban las numerosas reuniones, donde las familias de los levitas y sacerdotes comían con alegría porciones de dicho diezmo. (Note, que en el texto que acaba de leer, la palabra "diezmo" aparece en conjunto con otros ritos que ya fueron abolidos por el Nuevo Pacto, como "los holocaustos", "votos", "los sacrificios" ect., pues todo esto pertenecia a la liturgia ritual levitica del viejo pacto).  

Tercero, el diezmo de los levitas. Números. 18:26: "Así hablarás a los levitas, y les dirás: Cuando toméis de los hijos de Israel los diezmos que os he dado de ellos por vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos en ofrenda mecida a Jehová el diezmo de los diezmos". Los levitas tenían que entregarle los diezmos de los diezmos que recibían al sacerdote Aarón, no estaban exonerados de hacerlo. Ellos  también debían ofrendar a Jehová el diezmo de los diezmos recibidos. (Núm 18: 21-32).

Cuarto diezmo. El diezmo del tercer año para los pobres. A diferencia del primer diezmo, el diezmo del tercer año (en el año del diezmo) era específicamente para todos los necesitados, incluyendo también al extranjero que no era israelita: "Deuteronomio 14:28-29; 26:12-13. Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren". "...y comerán en tus aldeas, y se saciarán. Y dirás delante de Jehová tu Dios: He sacado lo consagrado de mi casa, y también lo he dado al levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda, conforme a todo lo que me has mandado; no he transgredido tus mandamientos, ni me he olvidado de ellos (26:12-13). Este diezmo incluía a los levitas, las viudas, los huérfanos, o sea, los sin padre, y los extranjeros gentiles. Además, a diferencia del segundo diezmo, que iba para Jerusalén, el tercer diezmo debía permanecer en las aldeas, "dentro de tus ciudades", en casa. Pasar por alto dicho diezmo, según el verso 13 de Deuteronomio. 26, se consideró una grave transgresión al mandato de Dios para Israel. Por deducción, tenemos aquí que los pobres y los desprovistos de bienes, estaban exentos de diezmar, antes recibían los diezmos para su sustento.  

III. CONTENIDO Y SUSTANCIA DE LOS DIEZMOS

¿En qué consistían los diezmos en el Antiguo Testamento? Estos diezmos consistían en productos de la tierra, es decir, la semilla de la tierra, el fruto de la tierra y ganado. Era el producto de la tierra, nunca dinero.    

1) Producto de la tierra: “Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová” (Levítico 27:30).Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados...” (Deuteronomio 14. 22-23.)

2) Producto del ganado: “Y todo diezmo de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, el diezmo será consagrado a Jehová” (Levítico 27. 32)

3) Productos determinados por Dios: "Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de ti el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando Jehová tu Dios te bendijere, entonces lo venderás y guardarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que Jehová tu Dios escogiere; y darás el dinero por todo lo que deseas, por vacas, por ovejas, por vino, por sidra, o por cualquier cosa que tú deseares; y comerás allí delante de Jehová tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia. (Deuteronomio 14:22-26). Aquí el texto declara que una persona que vivía en un lugar alejado debía entonces vender el producto, y con el dinero de la venta viajar al lugar que Dios había escogido (Jerusalén) y volver a comprar de nuevo productos agrícolas y de animales para presentarlos entonces como diezmos, (Levítico 27:30,32, Nehemías 10:37). El dinero jamas fue aceptado ni exigido como diezmo.

El principio del mandamiento es claro, no se menciona de diezmar oro, plata, cobre, etc, ¿Existía el dinero en aquella época? Ciertamente (Deuteronomio. 14:25). De hecho, la palabra "dinero" en la Biblia se refiere al oro y la plata, las dos formas de dinero más comunes que se utilizaban durante los tiempos bíblicos y se menciona específicamente oro más de 400 veces y plata más 320 veces, dependiendo la versión bíblica. Se hace referencia al oro más a menudo en la Biblia que cualquier otro metal. La plata aparece por primera vez en Génesis 13:2, diciendo a Abraham de "las riquezas de ganado, plata y oro". Note algo sumamente importante, y es que en ningún lugar de las Escrituras se encuentra que Dios demande el diezmo de dinero. El mandamiento es claro, no habla de ofrendar oro, plata, cobre, ect., como en el caso de la construcción del tabernáculo (Éxodo 25. 1-9), sino que deja bien claro que la ley del diezmo es una medida justa en cantidad y calidad de productos específicos obtenidos de la tierra y ganado.  

Al pueblo de Israel no le era permitido cambiar este acuerdo, la ley establecía productos de la tierra, no dinero, como escogiendo y eligiendo ellos lo qué le gustara:“Indefectiblemente diezmarás todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año. Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados...” (Deuteronomio 14. 22-23). Aqui el adjetivo en la palabra "indefectiblemente", denota algo que no se puede evitar, cambiar, pasar por alto.

Si mencionamos el caso del publicano en la parábola de Lucas 18. 12, donde un fariseo, practicante de la ley y quien, exagerando lo que él creía una virtud que lo justificaba, dijo:“doy diezmo de todo lo que gano”. En principio lo importante es lo que el Señor ordenó y no lo que ellos querían hacer. Dios mandó que se debía diezmar determinadas cosas bajo la ley Mosaica, no lo que el hombre quisiera dar. Pero hoy los que sostienen que la iglesia debe diezmar "dinero" como mandamiento, no enseñan que es lo que específicamente se diezmaba según la ley. Y solo se limitan a decir que se debe diezmar el diez por ciento de los ingresos "dinero", por ejemplo de cada diez "pesos" billete, un "peso" billete o en su defecto, el diez por ciento de los bienes materiales, sin aclarar lo que específicamente exigía la Ley al respecto. Esto es una grave falta, al saber que los apóstoles del Señor jamás exigieron ni presentaron semejante formula de ingreso a la primera iglesia.

¿Por qué la ley de los diezmos no exigía dinero, oro, plata etc., y solo consistía en una medida de productos específicos obtenidos de la tierra y ganado? Buena pregunta. Se imagina a los sacerdotes y levitas recibiendo del pueblo grandes cantidades de dinero en oro y en plata como diezmo ¿Qué cree usted que ocurriría? Sin duda, eso daría lugar y abriría una puerta a la corrupción, codicia y todo tipo de engaño de una vida ostentosa, todo por la ambición al dinero. Sencillamente, el principio de los diezmos no era el enriquecer a los levitas y sacerdotes, sino sustentarlos con lo necesario para la manutención de ellos y sus familias.    

IV. JESÚS Y LOS DIEZMOS.    

Cualquiera que sea honesto sabrá que no existe una sola cita del Nuevo Testamento en la que Jesús o alguno de los apóstoles digan a la iglesia que hay que pagar los diezmos veterotestamentarios, y menos aun en dinero "efectivo", ni siquiera el de los alimentos y animales.    

En los Evangelios, algunos citan a menudo las palabras de Jesús a los fariseos, como si esto diría a los cristianos que sigan diezmando. Pero en esos versículos no dice tal cosa. Veamos el texto: "Jesús dijo: "¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello." (Mateo. 23:23). El contexto de la Palabras del Maestros tienen tres puntos importantes a señalar:  

1) El diezmar en relación a los judíos. En primer lugar, note a quiénes habló Jesús. El habló a Judíos (escribas y fariseos) sujetos a la ley que estaban todavía bajo el Antiguo pacto. Sin embargo, los exponentes del diezmo obligatorio hoy se aferran a la frase: "Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello", pero pasan por alto a quien iba dirigida esas palabras y el verbo usado por Jesús cuando dijo: "Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello". Los escribas y fariseos en su afán por la observancia del diezmo en muchas ocasiones condenaban al pueblo bajo sus propias tradiciones, y habían dejado lo más importante de la ley, que era la justicia, la misericordia y la fe. Jesús les advierte que era necesario diezmar "menta", "eneldo" y "comino", pero sin dejar a un lado lo mas importante. Ese es el contexto justo del pasaje. Pero en relación al Nuevo Pacto, si bien la justicia, la misericordia, y la fe son principios morales de la ley vigentes hoy, no lo son las leyes rituales como lo fueron la circuncisión, los sacrificios y los diezmos de la tierra y los animales. Por eso Jesús jamás se dirigió respecto a la práctica de diezmar a sus discípulos (cristianos). Esto es un hecho irrefutable.        

2) Malas intenciones de los religiosos. Siempre el contexto de la palabra diezmar en los evangelios van dirigidas a los judíos fariseos y escribas que lo daban pero no con la intención correcta. Jesús no condenó el diezmar del Antiguo pacto, sino la motivación y las malas acciones tras ellos (Mt 23,23; Lc 11,42). Un ejemplo de ello aparece en Marcos 7:10-13, cuando Jesús dice a los tales: "Porque Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. Pero vosotros decís: Basta que diga un hombre al padre o a la madre: Es Corbán (que quiere decir, mi ofrenda a Dios) todo aquello con que pudiera ayudarte, y no le dejáis hacer más por su padre o por su madre, invalidando la palabra de Dios con vuestra tradición que habéis transmitido. Y muchas cosas hacéis semejantes a estas". El legalismo de los fariseos y escribas había llegado a tal extremo de la codicia, que enseñaban al pueblo que un hijo no tenía la obligación de ayudar a sus padres si les dice: “No puedo ayudarlos, porque todo lo que tengo se lo he ofrecido a Dios en ofrenda". Es decir, para ellos el recibir ofrendas en el templo era primero y se anteponía a la verdadera necesidad de los pobres. Ellos preferían llenar el alfolí de ofrendas que ver a un hijo ayudar a sus padres necesitados, cuando el principio de la ofrenda y los diezmos de la ley era precisamente suplir a los pobres.

3) El mero diezmar no justifica al hombre. En tercer lugar, la palabra diezmar en los evangelio aparece en Lucas. 18:11-12, otra vez en relación a los fariseos. Ellos creían que con sus meras obras merecían la justificación. Se complacían en sí mismos con lo que hacían pero con un cierto aire de desprecio hacia los no tan favorecidos como ellos. La oración del fariseo evidencia tal actitud de autosuficiencia, soberbia y desprecio por el prójimo: "El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano" (Lucas.18:11-12). Vea, el fariseo se consideraba hombre justo que no necesitaba de purificación por los méritos derivados de sus propias obras de ayuno y diezmos, y no por la Gracia de Dios. Según relata el Señor, el fariseo no salió justificado. ¿Por qué? Por algo muy grave. Su autosuficiencia ante Dios. El creía que le bastaban sus obras para obtener la salvación, que Dios era un deudor de ellas, y que la justificación le era debida por ellas.    

El publicano, por el contrario, salió justificado. Aunque era un pecador, éste no había puesto su confianza en las obras, como hacía el fariseo, sino que se rindió en las manos de Dios y clamaba por misericordia, reconociéndose pecador: "Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador (Lucas.18:13). Esta actitud en la oración del publicano, procede conforme a la doctrina de Cristo de la justificación por la fe, independientemente de las obras de la Ley. Sólo Dios puede salvarnos. Implica que nuestra colaboración es la fe, mera condición, ante la cual Dios, y solamente él, justifica.

¿Es usted de los que acostumbra a condenar y despreciar a quienes no diezman? !Tenga cuidado! ¿Entonces, qué pues diremos? ¿Serán condenados todos aquellos que no tienen capacidad de diezmar como los cristianos pobres, los presos, los enfermos en hospitales ect.,? ¿No sabia usted que bajo la ley Mosaica los necesitados estaban excluidos de diezmar, antes ellos recibían los diezmos? Entonces, ¿Cómo podrán ser condenados los tales? ¿Seremos justificados por las obras de la ley, o por la fe en Jesucristo? Ciertamente por la fe, por esa razón nadie puede imponer el diezmo o cualquier ritual de la ley Mosaica como requisito para la salvación, pues eso implicaría condenar a los cristianos fieles pero pobres que sabemos viven en diferentes partes del mundo. Esto el mismo Señor lo dejo bien claro.

 V. LA IGLESIA Y LOS DIEZMOS.    

Por desgracia muchos no han leído la historia de la primera iglesia apostólica a la hora de enseñar acerca de este tema. La Iglesia primitiva nunca tuvo un sistema de diezmos o que fuese reconocido por los apóstoles, menos el exigir el 10% obligatorio del salario en "dinero"; sino que los otros medios para sufragar gastos eclesiásticos parecieron bastar como por ejemplo las ofrendas voluntarias (1 Corintios.16:2).    

Si la primera iglesia hubiese querido cobrar los diezmos, entonces debía antes llevar a cabo una convocatoria (asamblea) para enmendar la ley veterotestamentaria de los diezmos, de modo que ésta estuviera en armonía con las necesidades de la época; pero no lo hicieron. Ellos tenían claro que la ley de los diezmos, en principio, no podía cambiarse ni alterarse de "alimentos y animales" a "dinero", y que además dicha ley era propia de un sistema levítico ya abolido juntamente con su sacerdocio y sacrificios. El Nuevo Testamento en ningún lugar señala un cierto porcentaje de ingreso que se deba apartar, solamente dice que ponga aparte algo “según haya prosperado” (1 Corintios 16:2).

Aquí algunas deducciones que demuestran que la iglesia no practico el diezmar ni lo exigió como mandamiento:  

1) Marcos 10:17-22. Si el mandamiento de la iglesia hubiese sido diezmar ¿Por qué Jesús le dijo a un hombre, que guardaba la ley, que debía vender todo lo que tenía y darlo a los pobres? Si el mandamiento fuese el diezmo, no tendría que venderlo todo y darlo a los pobres, sino la décima parte, y así cumplía perfectamente con la Ley y seguir a Jesús libremente.  

2) Hechos 5:1- 6. Si el mandamiento de la iglesia hubiese sido diezmar ¿Por qué Ananías sustrajo del precio de la heredad una parte? Si el Maestro hubiera enseñado que el Diezmo había que seguir cumpliéndose, Ananías entonces hubiese tenido una buena excusa ante Pedro, él solo tendría que haber dado una parte (el Diezmo), y el resto podía habérselo quedado (que es lo que la Ley mandaba). ¿Por qué Pedro le dijo a Ananías que podía haberse quedado con la heredad, y vendida con el dinero? Si el mandamiento fuese el diezmar, Pedro no podría haberle dicho tal cosa, pues su obligación entonces hubiera sido el Diezmo, pudiendo haberse quedado con el resto.  

3) Hechos 15. Si el diezmar hubiese sido un mandamiento para la iglesia el concilio de Jerusalén en el año 50 lo hubiese demandado a los gentiles; pero no lo hicieron. Según el relato de Hechos.15, cuando llegaron los judíos creyentes en Jesucristo a la comunidad de Antioquía, se escandalizaron al ver que los miembros conversos gentiles no habían sido circuncidados ni cumplían otros preceptos de las leyes judías, diciéndoles: "Si no os circuncidáis conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos" (Hch.15:1).    

Fue por estas declaraciones que el apóstol Pablo junto con Bernabé discutieron fuertemente con los Judaizantes (v.2-3), por lo cual se celebró el concilio en Jerusalén en el año 50, con el principal objetivo de determinar si el gentil piadoso creyente en Jesús debía convertirse formalmente al judaísmo (lo que implicaba ser circuncidado y seguir todos los preceptos rituales del Antiguo testamento (o sea, la Torá judía). El concilio de forma unánime determinó lo siguiente: Por lo cual yo juzgo que no se inquiete a los gentiles que se convierten a Dios, sino que se les escriba que se aparten de las contaminaciones de los ídolos, de fornicación, de ahogado y de sangre...  Por cuanto hemos oído que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley...  Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias: que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien". Si bien vemos en está final resolución en cuanto a los ritos de la ley Mosaica en relación a los "gentiles" conversos a Jesús, que nunca se les ordenó el diezmar como tampoco la circuncisión entre otras cosa rituales de la ley como requisito de salvación.  

4) 1 Corintios.16:2-4. Si el diezmo hubiese sido mandamiento o practica para iglesia ¿Por qué Pablo no lo menciona en su petición para sufragar las serías necesidades de los hermanos pobres en Jerusalén, y solo pide ofrenda? "En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia.Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas. Y cuando haya llegado, a quienes hubiereis designado por carta, a éstos enviaré para que lleven vuestro donativo a Jerusalén. Y si fuere propio que yo también vaya, irán conmigo". Si el diezmo fuese mandamiento, Pablo estuviera en total derecho de exigir el diezmo ante tal necesidad; pero no lo hizo, pues no se practicaba, sino solo la ofrenda voluntaria del pueblo. Los cristianos de la primera iglesia no   eran obligados a diezmar, ya que no era norma. Ellos debían dar de acuerdo a su capacidad "según haya prosperado".

VI. IMPOSICIÓN DEL DIEZMAR HOY.

Toda la evidencia señala que la iglesia de Cristo Nuevo Testamentaria no introdujo la enseñanza sobre el diezmar, menos aún como ordenanza a observar. Algunos toman el diezmar del Antiguo Testamento como un método de imposición de tributos para suplir las necesidades de los sacerdotes y los Levitas del sistema Mosaico-levítico. Pero el Nuevo Testamento en ninguna parte ordena, ni recomienda que los cristianos se sometan a un sistema de leyes de diezmar. Pablo declara que los creyentes deberían apartar una porción de sus ingresos a fin de dar soporte a la iglesia, que es distinto (1 Corintios 16:1-2).

Algunas excusas para intentar mantener la practica de diezmar hoy:  

1) Una excusa común es que ya los patriarcas diezmaban con gratitud, aún antes de que existiera propiamente la nación de Israel. Por consiguiente, la iglesia también debe diezmar. Si esto fuere así, entonces habría que decir lo mismo de la circuncisión que también se practicaba  antes de la ley, entonces la iglesia estaría obligada al mismo rito. Definitivamente No.  

2) Mandamiento a Israel. Muchos pastores y ministros desde los púlpitos condenan y acusan de malditos a los creyentes que no diezman, citando Malaquías 3:8-10: "¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis : ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolíy haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde". Los tales citan el texto, pero nunca lo explican, peor, nunca presentan su verdadero contexto.   

a) En el texto vemos como Dios reprocha y señala exclusivamente al pueblo de Israel cuando dice: "porque vosotros, la nación toda, me habéis robado"; esta respuesta de Dios es hacia Israel, debido a la desobediencia del pueblo a ofrendar y diezmar, lo cual implicaría que los levitas y sacerdotes no tendría para su manutención, por ende, la casa de Dios y todo el sistema de culto se afectaría gravemente, y lo cual finalmente se constituyó en un rechazo a Dios "Malditos sois con maldición". El contexto es Israel y el sistema levítico. Hay que aclarar que los pobres, huérfanos, viudas y extranjeros estaban excluidos de diezmar bajo la ley Mosaica, antes ellos recibían los diezmos para su sustento. Esto lo que demuestra es el error doctrinal de quienes hoy condenan y maldicen a los que no diezman sin conocer el estado o condición de las personas.         

b) El texto dice "traed todos los diezmos al alfolí", el alfolí era un granero, un depósito, un almacén bodega donde los sacerdotes guardaban las ofrendas, diezmos y animales. El texto no dice "traed los diezmos al arca de las ofrendas de la iglesia", sino que dice "al alfolí". Luego el texto dice "haya alimento en mi casa”, no dice "haya dinero en mi casa". Todo el contexto de este pasaje apunta claramente al sistema levítico de Israel.

c) En el texto vemos la bendición divina que se recibía si se cumplía la obligación del ser humano, en este caso Israel: “...y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.” Aquí en texto vemos como se presenta primero la bendición, en respuesta a la obligación humana. Bajo la Gracia la bendición divina es obra solo de Dios: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” (Efesios.2:8-9). En el Nuevo pacto de la Gracia, también aparece la Bendición divina en primera instancia, pero no en relación al diezmo levítico, sino en relación a la ofrenda voluntaria, “según haya prosperado”, esto se refiere a todas las provisiones materiales recibidas, la capacidad material y adquisitiva de cada persona. Luego vemos la obligación humana: “Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo” (no dice diezmo); y agrega“como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.” (2 Corintios.9:7)

3) Confunden el Antiguo pacto con el Nuevo pacto. Muchos tienen el diezmo como un mandamiento para la Iglesia de la misma manera que lo fue para Israel, argumentando que se lo debe tomar como “principio” de lo que es "ofrenda", predicando y enseñando   que el diezmo debe ser dinero y/o bienes materiales, pasando por alto lo que establece claramente la Ley: "el fruto de la tierra o animales, todo lo que pase bajo la vara". ¿Cuál es la diferencia que existe entre estar "bajo la Ley" y estar "bajo la Gracia"? Sencillo, la ley  Mosaica decía: “si bien hiciereis, te bendeciré", "haz y vivirás" y la Gracia establece: "te he bendecido en Cristo" (según haya prosperado 1 Corintios. 16:2). El lenguaje de la Gracia respecto al sustento y necesidades de los santos, es siempre el mismo usando las palabras "ofrenda", "siembra" y "cosecha", nunca usa la palabra (diezmar): "Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra; como está escrito: Repartió, dio a los pobres; Su justicia permanece para siempre" (2 Corintios. 9:6-9).  

4) Otra excusa para imponer el diezmar como mandamiento obligatorio es cuando citan fuera de contexto, Hebreos 7, que dice: "Porque este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo a quien asimismo dio Abraham los diezmos de todo;cuyo nombre significa primeramente Rey de justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey de paz; sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre... Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también hayan salido de los lomos de Abraham.... Y aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales; pero allí, uno de quien se da testimonio de que vive... Y por decirlo así, en Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los diezmos; porque aún estaba en los lomos de su padre cuando Melquisedec le salió al encuentro. Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico (porque bajo él recibió el pueblo la ley), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón? Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley; porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá, de la cual nada habló Moisés tocante al sacerdocio. Y esto es aun más manifiesto, si a semejanza de Melquisedec se levanta un sacerdote distinto, no constituido conforme a la ley del mandamiento acerca de la descendencia, sino según el poder de una vida indestructible. Pues se da testimonio de él: Tú eres sacerdote para siempre, Según el orden de Melquisedec.  Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficacia (Hebreos.7:1-18).

Aquí de forma clara el libro de Hebreos hace una comparación del Viejo Pacto con el Nuevo, demostrando que la iglesia tiene una relación totalmente diferente y mejor con Dios que la que tuvieron los hombres bajo la Ley de Moisés. La mención del diezmo en Hebreos capítulo 7 solo fue incluida para probar que el sacerdocio de Melquisedec era superior al sacerdocio Levítico. Para probar ese punto doctrinal, el escritor de Hebreos también probó que Jesús es superior a los sacerdotes del Viejo Pacto citando el Salmo 110:4, el cual había profetizado que él sería un sacerdote para siempre, “según el orden de Melquisedec”. Ese fue el punto central del argumento: "probar que Jesús es superior a los sacerdotes del Viejo pacto". El diezmo es parte de la comparación y argumento historico porque la tribu de Leví estaba simbólicamente en los lomos de Abraham cuando éste se encontró con Melquisedec y le dio los diezmos. De ahí se establece que Leví pagó el diezmo a Melquisedec y como resultado recibió una bendición de éste. Pagar el diezmo a Melquisedec y recibir una bendición del mismo son prueba de que Melquisedec fue superior a Leví y a todos los sacerdotes del Viejo Pacto, que vinieron de la tribu de Leví. (Heb 7:1–17). Aquí nunca se menciona el diezmo como mandato para la iglesia pues ese nunca es el contexto. Por otro lado, señala respecto al Antiguo Pacto "Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficacia" (v.18).  

El texto que hoy está siendo mal interpretado es el siguiente:  "Y aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales; pero allí, uno de quien se da testimonio de que vive. (Hebreos 7:8). Este versículo de ninguna manera está diciendo que la práctica del diezmo era seguida por la iglesia del Nuevo Testamento durante el tiempo en que se escribió el libro de los Hebreos. La frase “aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales” no se refiere ni habla de ministros cristianos en la iglesia. Está hablando y se refiere acerca a los sacerdotes en el templo de Jerusalén.  

Dicho versículo está incorrectamente interpretado por algunos para decir: "Y aquí (en el Nuevo Pacto) ciertamente reciben los diezmos (de cristianos nacidos de nuevo) hombres mortales (los pastores y ministros); pero allí,(arriba en los cielos) uno (Jesús) de quien se da testimonio de que vive". Esta interpretación es totalmente errónea y pasa por alto el contexto historico y el argumento que el escritor de Hebreos, está haciendo en ese pasaje.

El contexto de este versículo realmente dice: Y aquí (en Israel durante el tiempo en que se escribió la epístola a los Hebreos) ciertamente reciben los diezmos (de aquellos que siguen la Ley de Moisés) hombres (que son sacerdotes bajo el Viejo Pacto) mortales (y que serán reemplazados por otros hombres mortales); pero allí (miles de años antes, durante el tiempo de Abraham en Génesis 14), uno (Melquisedec) de quien se da testimonio de que vive.    

5) Ignoran las Escrituras a sabiendas. Según Hebreos 7:19, claramente dice que las Leyes rituales veterotestamentarias incluyendo la de los diezmos no eran perfecta, y tampoco se exigió dinero como diezmo. Veamos las incongruencia de quienes imponen y cambian este rito a "dinero" hoy y condenan a quienes no pueden por su condición. Imagine el siguiente escenario: "Un individuo que gana 6.000$ al mes y entrega la décima parte a la iglesia, ya sabemos que aún le restan de su salario 5.400 dolares para su sustento al mes. Pero en cambio, si otra persona gana 800 dolares al mes, y apenas tienen lo suficiente como para llegar al final de mes  y para colmo está obligado a dar la décima parte, tan solo le restaría 720 dolares". La pregunta aquí es ¿Es justo y balanceado tal concepto? Mientras uno aún tiene después de haber diezmado para vivir de forma cómoda, el otro no, sino que la tiene difícil, y después de diezmar, peor aun como para sufragar sus gastos más basicos. La pregunta para estos pastores ¿Si el diezmar es ley para la iglesia, y requisito para salvación como ellos dicen? ¿Qué será del pobre y de la viuda y de los presos,  y quienes pierden su trabajo o no pueden trabajar por enfermedad? ¿Entonces están condenados y malditos? !Absurdo por demás tal pretensión! Cuando el antiguo Pacto los eximia de diezmar, y ellos por su pobreza eran quienes recibían los diezmos "en alimentos". El diezmo no se mandó en el Antiguo Pacto para dar dinero (oro o plata).

Según Hebreos 7:22, nuestro Señor Jesucristo trajo lo perfecto. Por eso nunca él ni sus apóstoles mandaron ni exigieron diezmar a la iglesia como requisito de salvación. La orden apostólica es las ofrendas han "de ser de corazón" para cubrir las necesidades de los santos "poniendo aparte cada uno algo", "según haya prosperado" (1 Corintios.16; 2 Corintios. 9). Este mandato apostólico fue dado para que haya igualdad y derechos de justicia, como bien dijo el apóstol Pablo respecto a la ofrenda: "Porque si primero hay la voluntad dispuesta, será acepta según lo que uno tiene, no según lo que no tiene. Porque no digo esto para que haya para otros holgura, y para vosotros estrechez,sino para que en este tiempo, con igualdad, la abundancia vuestra supla la escasez de ellos, para que también la abundancia de ellos supla la necesidad vuestra, para que haya igualdad. Como está escrito: El que recogió mucho, no tuvo más, y el que poco, no tuvo menos (2 Corintios.8:12-15). Esa fue la razón por la cual los apóstoles mandaron a la iglesia a ofrendar, no a diezmar dinero.

VII. EL PRINCIPIO DE DAR DEL NUEVO PACTO.

¿Cuál es la formula o sistema Nuevo Testamentario ecónomico? ¿Cómo se sustenta la iglesia y sus ministerios? Sencillo. El apóstol Pablo, apóstol a los gentiles, declaro respecto al deber de los creyentes de dar ofrendas a la obra del evangelio, diciendo:  

1) "Dios ama al dador alegre" (2 Cor.9:7) Aqui el apóstol insta a los creyentes que deben dar con alegría, no por obligación a una ley en particular.  

2) "Según Haya Prosperado" (1 Cor. 16:2). Aquí está el mandato de Dios para la iglesia del Nuevo Testamento que cada cristiano haga su ofrenda según haya prosperado: "En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas". Nunca se establece un por ciento. Esto no quiere decir que los creyentes den de aquello lo que le haya sobrado, no. Significa lo que hayamos recibido de sueldo o como ganancia de nuestro negocio o entrada de dinero o bien material. Debemos dar según Dios nos haya prosperado, y no según lo que nos haya quedado después de todos los gastos. El modelo del apóstol es que dicha ofrenda debe darse el primer día de cada semana.

3) Dar Como Propuso. Para que la ofrenda sea aceptable a Dios dice: "Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba; cada uno dé como propuso en su corazón no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre" (2 Cor. 9:1-7); es decir, decidir en su corazón qué canti­dad o qué porcentaje de lo que reciba dará al Señor. El problema ocurre por la falta de ofrendar de muchos hermanos que se vuelven avaros y no se proponen dar a la obra; eso si es pecado. Van al culto sin el mas mínimo deseo de dar o aportar a la iglesia. La palabra "proponer" significa "tener intención de hacer alguna cosa". Si algún hermano llega al culto sin "tener intención" de antemano de ofrendar correctamente, desde luego no lo hará. Desde el día en que se recibe el sueldo (o la ganancia de cosecha, de la empresa del negocio que sea uno debe proponer ofrendar con mucha gratitud al Señor.

4) Promesa de bendición: "Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra...  Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come,proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios" (2 Corintios.9:8-10). Aquí Pablo declara la maravillosa promesa de bendición abundante para quienes con alegría aporten y den a la obra del evangelio.  

5) Sustento ministerial. Según el apóstol Pablo, los principios del dar ofrendas del nuevo Testamento suple a la necesidades de la iglesia y sus ministerios: "Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material? Si otros participan de este derecho sobre vosotros, ¿cuánto más nosotros? Pero no hemos usado de este derecho, sino que lo soportamos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo. ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan? Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio. Pero yo de nada de esto me he aprovechado, ni tampoco he escrito esto para que se haga así conmigo; porque prefiero morir, antes que nadie desvanezca esta mi gloria. Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio! 1Co 9:17  Por lo cual, si lo hago de buena voluntad, recompensa tendré; pero si de mala voluntad, la comisión me ha sido encomendada. ¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio" (1 Co 9:15-18).

NOTA: Si alguien quiere dar por gusto y decisión propia o tradición el 10% de sus ingresos a la iglesia, cada cual es libre de aportar lo quiera de su dinero sea el 5% o el 10% o 15% ect., Eso no puede condenarse. Pero lo que no se debe hacer ni permitir es que el diezmar "dinero" lo enseñen como mandamiento obligatorio, o lo que es peor, como requisito de salvación. Si bien hay pastores honestos y serios en el uso de los bienes, no es menos cierto que tenemos hoy un serio problema de pastores corruptos que abusan y dan mal uso del dinero para su propio lucro personal. Muchos pastores se escandalizan y hasta condenan al infierno a las personas pobres o que no tienen ingresos, y dicen: "el diezmo es bíblico, porque se menciona muchas veces en la Biblia". Eso es cierto, pero lo que no dicen es que siempre se menciona para la nación de Israel y su sistema levítico, nunca para la iglesia. El Nuevo Testamento en ninguna parte ordena, ni recomienda que los cristianos se sometan a un sistema legalista de diezmar. El apostol Pablo, por palabra de Dios, declara que los creyentes deberían apartar una porción de sus ingresos (según haya prosperado) a fin de dar soporte a la iglesia (1 Corintios 16:1-2).      

Paz y salud en Cristo Jesús.