domingo, 13 de diciembre de 2015

Verdades absolutas--Verdades relativas

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14:6

Muchas personas que no creen en Dios dirán que "la verdad es algo relativo". Muchos de nuestro jóvenes son contaminados con esta forma de pensar en las universidades cuando se enfrentan a profesores humanistas que en su afán de desviarlos de su creencia les infunden esta falacia.


"¿Qué es la verdad?" Esa fue la pregunta que le hizo Pilato a Jesús antes de mandarlo a crucificar (Mateo 18:38). Esa es la pregunta que se hacen muchas personas.

Vamos a definir términos:

Verdad-El término verdad se usa frecuentemente para significar la coincidencia entre una afirmación y los hechos o la realidad a la que dicha afirmación se refiere o la fidelidad a una idea. (Wikipedia)

Verdad absoluta-Se dice que aquella verdad que es cierta independientemente de la cultura o percepción.

Verdad relativa-El punto de vista que dice que algunas cosas pueden ser ciertas para algunas personas pero no para otras y depende del tiempo, la cultura y las circunstancias.

La lógica nos dice que las cosas son o no son. Están o no están. Algo no puede ser y ser a la misma vez por lo tanto la verdad es una o no es verdad.

Pueden darse casos en que dependiendo del punto de vista la verdad puede ser una cosa para una persona y otra para otra persona. Eso es posible. Por ejemplo dos personas ven una zebra. Uno dice que es un animal negro con rayas blancas y el otro dice que es un animal blanco con rayas negras. ¿Quién tiene la razón? La verdad es que la zebra es un animal que tiene rayas blancas y negras.

En materia de moral la verdad no puede ser algo relativo. Algo es bueno o malo. Para el cristiano no pueden haber verdades relativas porque su verdad es Cristo y el mundo se tiene que ver a través de lo que Cristo dejó dicho en La Biblia. La verdad absoluta es Cristo y es nuestra fuente de referencia. Nuestra fuente de referencia para determinar si algo es bueno o malo no puede ser la cultura, ni la moda ni ninguna otra cosa que no sea Cristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada