lunes, 14 de diciembre de 2015

Porque tuve hambre y me llevaste comida en la guagua de la iglesia...

Muchas iglesias invierten dinero en mejorar sus templos, comprar nuevas sillas, comprar mejor equipo. ¿Fue a eso a lo que nos llamó Jesús?

La Arlington Heights United Methodist Church decidió hacer una inversión en una guagua, pero no para llevar y traer gente. Es una guagua de comida. Aquí en Puerto Rico y en EEUU las guaguas (camionetas) de comida con un negocio de algunas personas que quieren vender comida y no quieren estar fijados en un solo local. Muchas de esas guaguas cambian de localidad y algunas son tan famosas que tienen páginas de internet y cuentas en Facebook anunciando donde estarán y allí llega la gente.

Pero la iglesia metodista de Arlington y dos iglesias más en Texas y Minnesota han adoptado también la idea de hacer guaguas para alimentar a la gente que tiene necesidades. Las guaguas se detienen a veces en refugios de personas sin hogar y en hogares de mujeres maltratadas y les regalan comida a las personas.

Esta idea es algo digno de emular. ¿En que está gastando tu iglesia el dinero de las ofrendas?

Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; Mateo 25:35





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada