miércoles, 16 de diciembre de 2015

¿Habrá una complicidad entre las iglesias y el gobierno?


Tengo la leve sospecha que hay un acuerdo tácito entre el gobierno y las iglesias, TODAS las iglesias a cambio de silencio.

Me gustaría saber si usted, amigo cristiano de la denominación que sea ha escuchado a su pastor o sacerdote denunciar el abuso que se propone hacer este gobierno contra el pueblo con su reforma fiscal. ¿Ha escuchado alguna denuncia desde el púlpito?

El arzobispo está bien callado y los sacerdotes se alinean a su silencio. De seguro están esperando a que gane el PNP pa entonces tirarse a protestar. Lo mismo pasa con la FRAPE (Faternidad Pentecostal) que están callados. Hay un silencio institucional que parece más complicidad que otra cosa.

¿Porqué?

Hasta hace poco se mencionaba en la reforma fiscal el eliminar incentivos y subsidios y se consideraba el eliminar las exenciones a las iglesias o modificar la forma en que se conceden. De momento los líderes de los concilios pentecostales se metieron al Capitolio, hubo un diálogo y ahora el gobierno no habla de eso solo se ve al loco de Amado Martínez con su sábana que dice "Dios le debe a Hacienda" acompañado de su esposa y su hijo.

Yo no quiero pensar que allá se negoció silencio a cambio de exenciones pero el silencio en los púlpitos y el cambio de discurso en el Capitolio me hacen pensar otra cosa.

¡Ay! Y pensar que Juan el Bautista murió decapitado por denunciar la inmoralidad y la corrupción. Aquí se defienden unas exenciones a cambio de no denunciar lo que este gobierno pillo, manipulador y abusador hace contra la gente espetándole impuestos.

Pero vamos a ver si reaccionan cuando mermen los diezmos y ofrendas. Vamos a ver si sigue el mensaje de "dele a Dios primero y lo demás vendrá" y el otro de "a los cristianos no nos afecta la economía y las bendiciones llueven del cielo sigan ofrendando por fe". No me malinterprete, yo soy un cristiano que diezmo y ofrendo pero cuando el bolsillo se me aprieta por culpa del gobierno no hago como los fariseos que seguían ofrendando y diezmando y dejando a sus familias en miseria como dice en Marcos 7:11. Yo me ajusto a la realidad porque mi familia es primero no la iglesia ni el concilio. Yo no le voy a quitar un bocado de comida a mi familia para dárselo a la iglesia. Yo no voy a dejar de vestir a mis hijos por dar dinero pa construir templos más grandes. Habrá gente que lo hagan y creen que eso es "devoción" yo lo considero pecado de acuerdo a lo que dice 1 Timoteo 5:8

porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

Mientras el silencio de las iglesias ante el abuso del gobierno continúe tendré mis sospechas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada