viernes, 4 de diciembre de 2015

¿Estaban locos los que atestiguaron de la resurrección de Cristo o eran unos buscones?

Por increíble que parezca todavía hay gente que duda acerca del hecho de la resurrección de Cristo. Esto a pesar de lo que dicen historiadores como James Crossley [que es agnóstico] de que es un hecho que tiene tantas evidencias que no se puede negar.

Una de los ataques que más utilizan los negadores de la resurrección de Cristo es decir que los apóstoles regaron ese rumor para hacerse ricos. Otros dicen que estaban locos.


Vamos a analizar estos dos ataques.

¿Estaban locos?

Cuando uno lee las epístolas escritas por los apóstoles nota que eran personas que sabían escribir y tenían un dominio del lenguaje considerado superior en su época. De hecho el hecho de que los apóstoles como Pedro y Pablo pusieran presentar audiencias antes figuras políticas de su época nos da a entender que era personas que sabían expresarse y no estaban locos.

¿Eran unos buscones?

Algunos ateos dicen que los apóstoles usaron el hecho de la resurrección para ganar dinero. Si leen la primer epístola de los Corintios notarán que Pablo era un hombre que vivía padeciendo necesidades y dependía de lo que le dieran en los lugares donde se quedaban. La mayoría de los apóstoles murieron asesinados por lo tanto no eran ricos que pudieran costearse seguridad ni nada por el estilo.

Estaban plenamente convencidos de lo que creían

La otra opción que no consideran los negadores de la resurrección es que los discípulos estaban plenamente convencidos de lo que decían. O sea, hay que estar bien convencido de lo que se dice para arreisgar la vida predicando algo que les provocaba persecución, castigos físicos y encarcelaciones en donde iban. Había que estar tan convencido de la resurrección par arriesgar la vida que probablemente se pensaría que se estaba loco pero al ver como hablaban con denuedo y su manera de expresarse que no cabía otra conclusión que aceptar que vieron a Cristo resucitado.


https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1808831996005269

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada