jueves, 31 de diciembre de 2015

El peso de la prueba

Los ateos aseguran que con solo afirmar que Dios no existe no tienen nada más que hacer porque el "peso de la prueba" recae sobre el que afirma que Dios existe. ¿Es eso cierto?

Vamos por partes. Primero definamos lo que es una prueba.


Prueba- un hecho utilizado para demostrar una acción, tesis o teoría en ciencias. Las pruebas son diferentes dependiendo el área que se esté debatiendo. Hay pruebas científicas, pruebas filosóficas, pruebas teóricas, etc.

Afirmar- El término afirmación es una proposición lógica que comunica un consentimiento categórico en conformidad

Ahora bien. Cuando se habla del "peso de la prueba" se está haciendo referencia a un concepto filosófico y de derecho. Es común hablar de el peso de la prueba cuando se habla de casos civiles en corte. En un caso criminal se supone que el peso de la prueba lo lleva el fiscal que afirma que el acusado cometió un crimen. En un caso civil el peso de la prueba lo tienen ambas partes y el que presente pruebas más convincentes es quién gana.

En un contexto teológico donde se debate la existencia o no de Dios hablar del peso de la prueba es algo que está fuera de lugar. Cuando se debate el asunto de la existencia o no de Dios se entra en un plano filosófico y en los debates de corte filosófico se presentan argumentos que pueden ser presentados como "pruebas".

Aunque para nosotros Dios es real en el área del debate Dios es un concepto y cuando se debaten conceptos el negar la existencia o no de uno es un asunto que cuando se debate AMBAS partes tienen que presentar sus argumentos.

Cuando un ateo dice que "Dios no existe" esta haciendo una afirmación categórica y por lo tanto tiene que probar con argumentos su posición. El que afirma que Dios existe tiene también que hacer lo mismo. Un ateo no puede decir que con solo decir que Dios no existe el "peso de la prueba" recae sobre el cristiano de probar su existencia. Eso es una falacia y es un acto de vagancia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada