domingo, 20 de diciembre de 2015

¿El o ella? ¿Qué hacemos con los transexuales?

Hace varios días atrás me estaba haciendo la pregunta de cómo dirigirme a una persona transexual o transgénero, alguien que se cambió el sexo por medio de operaciones y hormonas. ¿Le digo él o ella? ¿Lo llamo por el nombre que tiene o le digo Señor o Señora?

Pensando yo acá como cristiano se supone que yo no mienta así que si yo sé que la persona que está frente a mí con pelo largo, senos y usando falda con tacones es un hombre yo no puedo decirle "señora" o "señorita". Pero si yo no sé pues soy inocente y si la persona aparenta convicentemente ser una mujer pues lo trataré como mujer pero eso es hasta que yo sepa la verdad.

Los otros días había un debate en el programa del Dr. Drew acerca de Bruce Jenner, el hombre que se cambió de sexo y hasta salió en la portada de una revista de mujeres. Se discutía acerca de la realidad biológica y la orientación. En el panel de conversantes estaban varios comentaristas, un transexual de apellido Tur y un periodista conservador llamado Ben Shapiro. El periodista en un momento comenzó a hablar acerca del hecho de que por más cambios que se haga una persona a nivel hormonal y físico su realidad genética será aquella con la cual nació. Un hombre que se mete hormonas y se corta el pene y se hace una vagina plástica y se pone senos de silicona no es una mujer.

En una parte de la entrevista el transexual se molesta porque el periodista Shapiro se dirige hacia el con el pronombre "el". El transexual dice que eso es una falta de respeto y comienza a insultar al periodista y a decirle que el no es un experto en genética para decir quién es y quién no es un transexual. Entonces el periodista le pregunta "¿cual es tu realidad genética? "Ahí el transexual se molesta y le dice que deje de hablar porque iba a regresar a su casa en una ambulancia.

¿Estaba mal Shapiro en señalar lo obvio? Técnicamente no pero pensando yo acá que haría yo en ese caso creo que yo me referiría a la persona por su apellido, NO EL NOMBRE. El Departamento de Educación quiere imponer en las escuelas el asunto de la perspectiva de género en las escuelas y se le pedirá a los maestros que se refieran a aquellos estudiantes que se sienten del otro sexo como "ella" o "el" y los llame por los nombres que han escogido tener. Yo no puedo hacer eso, estaría mintiendo. Pero si lo llamo por su apellido no tengo problema porque es su apellido. No ofendo a la persona con la realidad y me cuido de no mentir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada