viernes, 6 de noviembre de 2015

¿Que tu esperas aceptación o rechazo?

Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Juan 17:14

Hoy día el cristianismo es una de las religiones más perseguidas en el mundo. En los EEUU a pesar de haber sido una nación fundada en principios cristianos el movimiento ateo/secularista está logrando que se rechace el cristianismo y sus símbolos en instituciones públicas. Ya no se puede orar ni hablar de religión en las escuelas. Los medios se burlan de los cristianos y ahora ha comenzado una persecución por medio de demandas y acoso legislativo contra los cristianos. Pero, ¿que usted esperaba?

Cristo predijo que sus seguidores padeceríamos rechazo y en algunos casos persecución. Se supone que eso es lo normal para el cristianismo. Pero ¿porqué?

Se supone que nosotros no somos de este mundo. Aunque nacimos aquí y en este mundo hemos hecho nuestra vida el haber aceptado a Cristo nos otorgó la ciudadanía de un lugar donde las reglas son díferentes, el cielo. Como ciudadanos del cielo respondemos a nuestro líder, Cristo, no nos podemos comportar como ciudadanos de la tierra. Nuestra constitución es la Biblia y van a haber ocasiones en las que la Biblia estará en contra de las leyes y terrenales.

Habrán ocasiones en las que actuaremos en contra de las cosas que dicen las leyes de la tierra por obedecer la ley del cielo en la Biblia. Nosotros no somos ciudadanos de este mundo, somos peregrinos y extranjeros (1 Pedro 2:11). Mucha gente no tolera a los extranjeros y por eso no nos toleran a nosotros cuando no nos portamos como ellos. Pero como buenos ciudadanos de nuestra patria celestial seguiremos las costumbres que dicta nuestra Constitución, La Biblia. Eso provocará rechazo pero si el mundo nos rechaza Dios nos sonríe. Por el contrario si el mundo nos acepta estaremos de malas con Dios.

No esperes aceptación del mundo. El rechazo es la norma y es una señal de que estás actuando bien. Dale gloria a Dios cuando te rechacen porque así le hicieron a Cristo. Estás siguiendo los pasos del Maestro. Espera el rechazo del mundo y la aceptación de Dios no viceversa.

Dios te bendiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario