martes, 24 de noviembre de 2015

LA ALEGRÍA DE LA SALVACIÓN


Vuélveme el gozo de tu salvación,Y espíritu noble me sustente. Salmos 51:12

Quizás llegaste a Cristo por las razones equivocadas. Pensando que te sanaría, que te salvaría de un problema económico, que restauraría tu matrimonio o que enderezaría tus hijos. Y cuando pasó el tiempo te diste cuenta que no ocurrió exactamente lo que esperabas. Tomaste una de dos opciones: te desilusionaste y te fuiste o estás viviendo una vida cristiana sin fe en que Dios ve tus necesidades.

ES QUE TENEMOS QUE SERVIRLE A CRISTO POR LAS RAZONES CORRECTAS
Cristo murió en la cruz para salvar tu alma por encima de todo. Para que entendieras que tu alma es lo más valioso que posees, tanto que Cristo entregó su vida para que tu alma fuera eterna. Eso va por encima de las necesidades físicas, económicas y aún emocionales. Tu alegría no puede depender de las circunstancias porque son cambiantes, tu gozo depende de la salvación que Dios te ha dado que es permanente. Porque Dios te quiere con El para siempre.

Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo. También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas, que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró.
Mateo 13:44-46

Si te acercas a Dios agradeciendo la salvación que eras incapaz de alcanzar por ti mismo te darás cuenta que todo lo demás es secundario y serás feliz y dichoso en Cristo. Que tu alegría sea que Cristo con su muerte y resurrección te ha dado acceso directo al Padre y te ha hecho su hijo.

https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1749134758641660

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada