miércoles, 4 de noviembre de 2015

10 Reglas a Seguir Cuando se Defiende la Fe




Muchos de nosotros nos apasionamos cuando tenemos que hacer defensa de nuestra fe. Eso es lo que se conoce como apologética. Inevitablemente habrán momentos en los que tendremos que hacer uso de la apologética y defender nuestra fe antes ateos. Cuando llegue el momento vamos a hacerlo de la manera correcta siguiendo estas 10 reglas.

1. No olvide que el evangelio va primero. A esto nos refererimos que cuando usted haga defensa del evangelio esa es una oportunidad para evangelizar, no antagonizar. Su primer esfuerzo debe ir dirigido a llevar a las almas a Cristo.

2. Manténgase en los asuntos esenciales y sea sencillo. No se meta a discutir teorías teológicas ni temas doctrinales.

3. Recuerde su meta. La meta es remover los obstáculos a la fe. Usted quiere convencer al contrario de que el cristianismo es una alternativa para las personas. Su meta no es ridiculizar ni ganar un argumento.

4. Cuídese de presentar su punto de vista personal sobre un asunto como argumento. A veces podemos caer en la tentación de responder usando nuestro punto de vista personal o nuestra forma teológica de pensar. Eso puede ser usado en nuestra contra.

5. Descifre con qué clase de ateo está lidiando. Hay tres clases de ateos: el emocional, el terco y el intelectual. Los ateos emocionales son aquellos que dejaron de creer en Dios por haber pasado malas experiencias en iglesias o con cristianos de mal testimonio. El terco es el ateo que no quiere creer en Dios porque no le conviene y quiere vivir como quiere sin tener que responderle a nadie. El intelectual es el ateo que se ha convencido que Dios no existe al estudiar y llega a esa conclusión.

6. No se distraiga ni se deje distraer. Mantenga la conversación en un solo tema. Muchos ateos recurren a la práctica de meter temas y más temas para confundir y llevar a uno a conversaciones interminables.

7. Sepa y conozca su fe. Tenga claro que usted es cristiano porque Cristo es su salvador. Tenga claro que usted cree en la resurrección de Cristo y esa es la base de su fe.

8. Conozca la forma de pensar de los ateos. Pregunte ¿porque dice eso? y repita la pregunta hasta que el ateo pueda explicarle la base de lo que piensa. Eso es lo que se conoce como el método socrático. También aprenda a conocer los argumentos más comunes de los ateos y como refutarlos usando la retórica y la lógica.

9. No se sienta intimidado. Muchas veces tenemos miedo de no saber qué contestar. No saber que contestar en un momento no quiere decir que no se tenga la razón. Pídale a Dios sabiduría.

10. Hable calmada y pausadamente; no se agite. Siga lo que dice 1 Pedro 3:15 y hable con mansedumbre.

https://www.facebook.com/lamparabiblica/posts/1794003427488126

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada